Los autónomos podrían ver reducida su facturación hasta un 60% por el parón de la actividad

Según los datos nacionales de ATA, nueve de cada diez autónomos (88,9%) ya han vuelto a la actividad tras el parón obligado por la pandemia

Los autónomos aragoneses están afrontando el reinicio de la actividad económica todavía con “miedo e inseguridad” por la incertidumbre respecto a su futuro. Como principal impacto, desde UPTA calculan que su facturación podría verse reducida en hasta un 60% con respecto al año pasado, teniendo como consecuencia directa que unos 2.000 tengan que acogerse a un concurso de acreedores.

Una fecha marcada en rojo para estos profesionales es el 30 de junio. Ese día terminan las prestaciones extraordinarias por el Cese de Actividad, al que se han acogido 30.000 aragoneses, si el Gobierno central no aprueba antes una nueva prórroga. El secretario general de UPTA Aragón, Álvaro Bajén, ha reclamado una inyección de liquidez al sector para evitar que se vean obligados a bajar la persiana.

En una línea similar se muestran los datos que ha sacado a la luz el III Barómetro que ha publicado este jueves la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), que calcula que 300.000 profesionales por cuenta ajena tengan que echar el cierre en todo el país antes de empezar 2021. Además, tres de cada diez autónomos prevé disminuir su plantilla en los próximos meses, aunque un 47,9% sí apuesta por mantener todos los empleos.

En Aragón, Bajén ha puesto el foco en dos sectores especialmente vulnerables: el comercio y la hostelería. “El comercio ya tenía un problema añadido, la venta online de las grandes corporaciones, que ha producido un descalabro minorista. La hostelería podrá recuperarse si desaparece la incertidumbre sobre las mascarillas, protección o distanciamiento social”, ha detallado.

Para sobreponerse, desde UPTA han reclamado al Ejecutivo autonómico la puesta en marcha de “bonos vacuna”. “Los autónomos vivimos de nuestros rendimientos personales para vivir mes a mes. Deben complementar las inyecciones de liquidez del Estado. No nos hacen caso. La caída va a ser tremenda”, ha lamentado.

Según los datos nacionales de ATA, nueve de cada diez autónomos (88,9%) ya han vuelto a la actividad tras el parón obligado por la pandemia de la Covid-19, incluidos el 22,5% de autónomos que no han parado durante estos dos meses. Sin embargo, aún hay un 10,4% que afirma que en este proceso de desescalada aún no han podido iniciar su actividad, lo que se traduciría en unos 320.000 autónomos que siguen parados y sin ingresos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies