Los ERTE y las cotizaciones moderan al 0,8% el alza del coste laboral de las empresas hasta marzo

Servicios tienen el mayor aumento del coste laboral y salarial este trimestre

El coste laboral de las empresas aumentó el 0,8% en el primer trimestre de este año respecto al mismo periodo de 2019 y se situó en 2.570,32 euros por trabajador y mes, según la última Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL), publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este incremento, con el que se encadenan once trimestres seguidos de subida interanual, es el más moderado desde el cuarto trimeste de 2018 (-0,9%). En el cuarto trimestre de 2019, el coste por trabajador y mes fue de 2.755,15 euros y subió un 2,3%.

El INE explica en un comunicado que la moderación en el crecimiento del primer trimestre de 2020 respecto a los cuatro últimos trimestres “se debe, fundamentalmente, a la situación sobrevenida con la declaración del estado de alarma que suspendió de forma temporal diversas actividades económicas en la segunda quincena de marzo”.

“Los trabajadores afectados por este cierre temporal acogidos a ERTE continúan perteneciendo a la plantilla de sus empresas, pero no son remunerados con salarios sino con prestaciones aportadas directamente por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y en algunos casos, complementadas por las propias empresas. Además, las cotizaciones sociales a cargo de los empleadores de estos trabajadores están exoneradas en su mayor parte”, indica.

El coste salarial por trabajador y mes se incrementa un 0,7% y alcanza los 1.889,78 euros de media. Por su parte, los otros costes suben un 1,0%, situándose en 680,54 euros por trabajador y mes.

El coste laboral por hora efectiva aumenta un 4,8% en tasa anual como consecuencia del menor número de horas trabajadas debido, fundamentalmente, a la pandemia provocada por el Covid-19 y la declaración del estado de alarma que afectó a las dos últimas semanas del mes de marzo. Por su parte, el coste laboral por hora pagada crece un 0,6% puesto que el 98,4% de las horas no trabajadas son remuneradas (incluyendo las de ERTE).

Jornada semanal

Durante el primer trimestre de 2020 la jornada semanal media pactada por trabajador, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial, es de 34,2. De estas, se pierden 4,7 horas a la semana, de las cuales 2,0 son por vacaciones y fiestas disfrutadas, 1,4 horas se deben a bajas por incapacidad laboral y 0,7 horas no se han trabajado por razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor –incluye el tiempo no trabajado de los trabajadores afectados por ERTE–.

El resto de horas no trabajadas (0,6 horas) se deben a otras posibles causas como maternidad o paternidad, otros permisos remunerados, conflictividad laboral, etc. Si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, la jornada se reduce a 29,7 horas efectivas de trabajo.

El INE resalta que es la primera vez en toda la serie histórica de la encuesta desde 2000 en que las horas no trabajadas por razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor adquieren significatividad (en el mismo trimestre del año 2019 fueron 0,02 horas).

Industria y servicios

Por sectores, la Industria registra la menor subida del coste laboral total, y los menores aumentos en los principales componentes del coste. En la Construcción, el coste laboral total sube 0,8% en tasa anual. En este sector destaca el crecimiento de los otros costes, debido al crecimiento de las prestaciones sociales directas, siendo el único sector donde crecen las indemnizaciones por despido.

Los Servicios tienen el mayor aumento del coste laboral y salarial este trimestre. El hecho de que el crecimiento del salario ordinario sea mayor al del salario total en todos los sectores se debe a la disminución de los pagos extraordinarios.

Por secciones de actividad, el crecimiento del coste laboral es mayor en Actividades inmobiliarias (9,1% en tasa anual), Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (7,0%) y Administración pública y defensa y en Seguridad Social obligatoria (4,3%).

Según el instituto estadístico, se puede concluir que a mayor crecimiento del coste laboral, menor impacto de la pandemia en la actividad económica correspondiente. Aunque existen excepciones como las Actividades inmobiliarias y las Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento debido a la existencia de otros factores influyentes, entre los que cabe mencionar la evolución del empleo y de la propia actividad de la rama, el impacto del aumento salarial de los convenios colectivos y la limitación temporal a la segunda quincena de marzo.

En la Hostelería el coste laboral por trabajador baja un 7,2% y las horas efectivas un 12,0%. En esta rama de actividad, un 23,8% de la jornada pactada no se ha realizado, la mayor parte por horas no trabajadas por razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor.

El Comercio y la Industria manufacturera también presentan tasas anuales negativas en los costes laborales (del 0,5% y 0,2%, respectivamente), si bien en estas secciones figuran actividades consideradas esenciales durante el confinamiento que han mitigado el impacto.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies