Lambán confía en que la reapertura de fronteras ayude a Aragón a levantar su economía

Para el presidente, la noticia es “absolutamente espléndida”, y, en especial, para la zona altoaragonesa

España recorta distancias hacia una “nueva normalidad” que está ya a la vuelta de la esquina. El país entero ambiciona llegar al 21 de junio con nota sobresaliente para arrancar así un cambio de ciclo. Un 21 de junio que será, al mismo tiempo, meta y punto de partida de la era pos-Covid. Este domingo, en plena recta final del Estado de Alarma, ha tenido lugar la última de las conferencias de presidentes para avanzar las estrategias de actuación de cara a esa fecha límite. Ha sido una última reunión, la decimocuarta, en la que se ha anunciado una reapertura recíproca y definitiva de fronteras a países del espacio Schengen –exceptuando Portugal, que se prorroga hasta el 1 de julio-.

Para el máximo representante de Aragón, Javier Lambán, la noticia es “absolutamente espléndida”, pues, con ello, el turismo y la economía de la Comunidad podrán empezar a reactivarse, comenzando por la actividad de la zona altoaragonesa. Además, Lambán ha reconocido que le produce “satisfacción” que el Estado, por fin, haya decidido poner en marcha el Plan del Impulso al Turismo, ya que fue el propio Lambán el “primer presidente autonómico”, ha recordado, en solicitar una estrategia de rescate al sector hace semanas.

Ante la proximidad de favorecerse en breve la movilidad interautonómica, Lambán ha sostenido que, posiblemente, Aragón se encuentre ya “en disposición” de abrirse a otras Comunidades, pero ha insistido en la necesidad de mantener al país en una posición “precavida”, por las nefastas consecuencias en las que podría incurrir la ciudadanía al querer “ir demasiado deprisa”.

En cualquier caso, Lambán continúa defendiendo que la propulsión de España necesita de estrategias estatales y autonómicas complementarias, para detectar con mayor exactitud las necesidades de cada territorio. En ese sentido, el presidente aragonés ha hecho público que, aun a falta de hacerse efectivo el sostén económico proveniente de los fondos estatales y europeos, Aragón está ya “a punto de cerrar” la reformulación de los presupuestos que viabilizarán la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Económica.

“Esta semana remataremos todo”, ha asegurado Lambán, reconociendo que existe unanimidad entre los grupos parlamentarios aragoneses para reclamar medidas de liquidez e inyección de dinero para los sectores más vulnerables. Gran parte de la estrategia aragonesa tratará de ayudarles a sufragar los efectos de la pandemia, planteando una hoja de ruta para “incentivar la contratación” o para favorecer la digitalización y la internacionalización de las empresas.

Por otro lado, Lambán ha avanzado una medida destinada a incentivar inversiones en el medio rural, que será planteada conjuntamente por las comunidades autónomas de Aragón, Castilla La Mancha y Castilla y León para elevar a la Unión Europea, siguiendo el criterio de normas ya vigentes para zonas del norte europeo. En relación con las zonas más despobladas, Lambán también ha adelantado que, en conversaciones con la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, el FITE de Teruel podría ser firmado en el mes de septiembre. Con ello, también se permitiría cumplir con algunas de las medidas contempladas en la Estrategia Aragonesa de Recuperación Económica y Social, que precisa de recibir la parte correspondiente de los 16.000 millones del Gobierno de España, así como la de los 177.000 de la Unión Europea.

Plan de reactivación del sector automovilístico 

Durante su comparecencia, el presidente Lambán ha aplaudido la iniciativa del Estado que plantea asimismo un plan de apoyo al sector automovilístico, otra de las piedras angulares de la economía aragonesa. Es un movimiento que, a juicio de Lambáhn, debe darse con la mayor celeridad posible, porque solo así existirá posibilidad de “seguir siendo competitivos”. Sin embargo, hay un aspecto que el presidente aragonés no contempla con el mismo agrado: las subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos.

Para el presidente aragonés -aunque sin dejar de posicionarse a favor de la movilidad sostenible-, un Plan Renove “no tendría demasiado sentido” en términos de adquisición de ejemplares eléctricos por cuestiones meramente económicas –son más caros que los convencionales- y logísticas, ya que, todavía, el territorio español no está del todo acondicionado para que en él se desarrolle movilidad eléctrica plena –faltan puntos de recarga, por ejemplo-. Si se trata de ayudar a la economía a dar un impulso, ninguna de las dos opciones facilitaría las cosas a la ciudadanía.

Vuelta al cole, sin tanta distancia

Lamán asimismo ha abordado durante su comparecencia presidencial una cuestión que, actualmente, “preocupa sobremanera”: La vuelta al colegio en septiembre. Para el líder aragonés, la distancia de seguridad estipulada como obligatoria por decreto (1,5 metros entre alumnos), resulta sencillamente “inviable”, pues limita demasiado la capacidad del espacio. “No tendríamos aulas suficientes”, ha expuesto tajante, ni tampoco, por recursos, sería factible la contratación de más personal. Por ello, Lambán se ha mostrado firmemente contrario a esta medida, que espera sea derogada y modificada siguiendo el criterio de la Organización Mundial de la Salud (que ve suficiente el metro de distancia). Al mismo tiempo, Lambán confía en que pueda llegar a “flexibilizarse” la ratio estipulada –máximo 15-20 alumnos por aula-, y que se aumente hasta los 22 escolares.

Por otro lado, el presidente aragonés ha analizado también las dificultades que podría plantear el uso obligatorio de mascarilla entre los más pequeños. “Es impensable que vayan a estar sujetos a esa restricción”, ha aventurado. En cualquier caso, la organización de la vuelta al cole recae directamente en las distintas Comunidades, y Aragón, tal y como ha asegurado Lambán, tendrá “perfectamente definido” el arranque de curso, que será con presencia de todas las edades, siendo a partir de los 8 años obligatoria la mascarilla en clase.

Polémica por la guerra de cifras

El Presidente de Aragón no ha dejado pasar la ocasión de mostrar su malestar con una cuestión que es ajena a las videoconferencias y al Gobierno central pero que en la última semana ha llevado a enfrentar comunidades por por la utilización “espuria” de datos en relación con las residencias. Ha recordado que ha propuesto en este mismo foro la necesidad de repensar el sector, viendo debilidades y fortalezas del sistema de residencias para mejorar todo lo posible pero también para reivindicar lo que han hecho bien y como un elemento esencial del cuarto pilar del estado de bienestar “y me ha sabido mal que se pusiera en cuestión el trabajo de las residencias en Aragón por la utilización de las cifras de una manera perversa”, ha cuestionado Javier Lambán.

En este sentido, ha insistido que él también podría haber alegado que Aragón, con una población muy envejecida, donde es lógico que haya más fallecidos en este sector de población, también es una de las comunidades autónomas que tiene más plazas de residencias, en concreto, el 6,38% de las personas mayores están institucionalizadas, frente al 4,05% de la media española. “Igualmente, podía haber alegado, a la hora de contar el número de fallecidos en residencias, en España ha muerto el 5,22%, mientras que en Aragón lo ha hecho el 4,11%, habiendo comunidades que han triplicado los datos de Aragón”, ha añadido, al tiempo que ha manifestado contundente: “yo podía haber abierto todos estos debates pero no me ha parecido razonable responder a este tipo de acusaciones absolutamente irresponsables”.

Javier Lambán ha recordado que se han vivido momentos muy duros, que seguirá siendo duro gestionar la crisis económica que viene tras la sanitaria y ha emplazado a todos a que, de la misma manera que se ha sabido colaborar para alcanzar cierta unidad de planteamientos durante estas semanas, se siga haciendo en el futuro. Precisamente por ello, ha aplaudido la próxima reunión de presidentes, pero de un modo presencial, en La Rioja a finales de julio, no sin antes ofrecer otro enclave aragonés para tal propósito, como San Juan de la Peña, cuna de la Corona de Aragón. “Ha sido un placer compartir estas 14 semanas de videoconferencias”, ha asegurado Lambán, al tiempo que ha considerado que esta dinámica ha sido suficientemente instructiva como para incorporarla a nuestros hábitos de trabajo político por ser tan positiva “y así es como se hace país”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies