La UZ adapta las aulas con micrófonos y cámaras para combinar clases presenciales y online

Maru Díaz ha explicado que las pruebas de acceso a la Universidad se van a realizar con la mayor seguridad posible

Más de 200 aulas de la Universidad de Zaragoza, siguiendo el modelo del campus de La Almunia, van a estar dotadas de cara al próximo curso con cámaras y micrófonos para poder seguir con el modelo híbrido de formación que combine la asistencia presencial a clases magistrales con el seguimiento online. Así lo ha anunciado la consejera de Universidad, Maru Díaz, que ha asegurado que el principal problema de este modelo en la educación es la conciliación. Algo, ha dicho, “que no ocurre con jóvenes de 20 o 21 años”.

“El lunes aprobamos un plan con las infraestructuras necesarias para dotas a las aulas de la UZ de estos sistemas y permitir que la docencia del próximo curso sea de calidad idéntica”, ha justificado la consejera a petición de la parlamentaria María Pilar Gayán Sanz, del Partido Popular, quien ha solicitado una explicación sobre este sistema “al que se ha referido Lambán al hablar de un curso normal, sin menos alumnos ni clases telemáticas. Algo que entendemos se aplicará también a la Universidad, aunque el ministro habla de clases reducidas y combinación de la educación presencial y telemática”, ha dicho.

Gayán ha solicitado la realización de un análisis sobre la satisfacción de cada una de las asignaturas porque “solo así se podrán mejorar las condiciones para el próximo curso”. La diputada ha defendido cómo la evaluación continua “no siempre ha sido la opción elegida y muchos alumnos siguen haciendo exámenes online y las prácticas se han dado por realizadas con el 50% de las horas o con la virtualidad”. Gayán también ha pedido información sobre las pruebas de acceso a la Universidad que se realizarán el 7, 8 y 9 de julio en Aragón. La consejera ha remitido al área de Educación, de la que es competencia, aunque ha asegurado que “se va a realizar con la mayor seguridad posible”. “Ha sido una buena idea poner más salas y espacios”, ha dicho.

Grupos de expertos transversales

Maru Díaz ha asegurado que los problemas de la ciencia “no se pueden solucionar en uno o dos años”. “Se necesita un ecosistema de financiación estable porque la ciencia no solo tiene que guiar en la investigación sino también en la política”, ha dicho. Por ello ha anunciado la configuración de un grupo de expertos transversales, en concreto once, que el Gobierno “sentará en una mesa para pensar en el escenario post-Covid-19”.

“Somos la primera Comunidad que tiene algo así: un grupo de expertos que evalúen con libertad, juzguen y anticipen los escenarios en todas las materias”, ha explicado Díaz, asegurando que “nos deberíamos sentir orgullosos de tener a estos investigadores trabajando por la vida de los aragoneses”. Una medida que para la diputada del PP “llega tarde”. “¿Se van a dedicar a reescribir?”, ha preguntado, añadiendo que “no hay ningún inconveniente en que sigan trabajando por el futuro de Aragón”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies