La Asociación de Centros Infantiles y Guarderías de Zaragoza denuncia una campaña de desprestigio hacia su sector

En estos momentos, son muy pocas las guarderías y centros abiertos

La Asociación de Centros Infantiles y Guarderías de Zaragoza (Aceinzar) denuncia que se ha recrudecido una campaña de desprestigio que venían detectando hacia el sector que representan, sobre todo, procedente de algunos directores de Centros de Educación Infantil (CEI). Desde la Asociación, que agrupa a alrededor de 40 centros, señalan que ellos respetan a todo el que se dedica al mundo de la enseñanza pero exigen que sea recíproco.

El actual momento de falta de escolarización de los niños, a causa del coronavirus, ha agudizado, aún más, esta campaña de difamación. “El desconocimiento de la gestión de nuestros centros infantiles, jardines de infancia y guarderías, ha conllevado a que se nos tache de ilegales, sin percatarse de que la Administración no permitiría que estuviéramos abiertos si no tuviéramos todo en regla”, explica la presidenta de Aceinzar, María Cruz Español.

En estos momentos, son “muy pocas las guarderías y centros de 0 a 3 años los que están abiertos. Los que lo han hecho siguen un riguroso protocolo marcado por Sanidad. Si han reabierto ha sido por la demanda de los padres que no pueden conciliar la vida laboral con la familiar, lo que conlleva unos gastos enormes para sus responsables, tanto de instalaciones como de medios humanos, sacando de los ERTE a sus profesionales para poder dar servicio a las familias”, recalca la presidenta de Aceinzar.

Todos los centros asociados tienen sus licencias, e incluso, “algunos de ellos, hasta varias”, manifiesta Español. “Las acusaciones procedentes de la competencia lo único que provocan es el desprestigio de quien las vierte. Solo queremos que nos dejen trabajar”, asevera su presidenta.

Por todo ello, desde esta asociación, integrada en la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS), quieren recalcar que sus centros infantiles y sus guarderías son empresas que han abierto con todos los permisos establecidos y cumpliendo con la normativa exigida. “No pertenecemos a Educación, aunque algunos de nosotros nos equiparamos en instalaciones. Recordemos que muchos de nosotros abrimos antes de que el Gobierno central transfiriera las competencias de Educación al Gobierno de Aragón, por lo que somos muy anteriores a cualquier CEI que exista y seguimos dando muy buen servicio”.

Asimismo, desde Aceinzar recalcan que los centros adheridos pasan todas y cada una de las inspecciones pertinentes, todo su personal está titulado, pagan todos y cada uno de los impuestos debidos, así como todos los seguros exigidos y las nóminas del personal. De forma voluntaria, asumen los ratios que exige Educación a los CEI, ya que aunque no es Educación quien nos legisla, “pensamos que todos los centros dedicados a 0-3 años debemos de ser fieles, tanto por los niños, las familias, nosotros mismos y, sobre todo, por evitar una competencia desleal”, concluye Español.

Desde Aceinzar no van a permitir seguir recibiendo insultos y despropósitos por lo que están dispuestos, en caso de persistir con esta actitud, a presentar las oportunas demandas judiciales.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies