Caen las donaciones de sangre durante la pandemia, pero las reservas siguen en nivel “óptimo”

Los ciudadanos aragoneses han mostrado su lado más solidario con la donación de sangre durante la pandemia

Los ciudadanos aragoneses han mostrado una vez más su lado más solidario con la donación de sangre durante la pandemia. La directora gerente del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, Carmen Garcés, ha asegurado que “desde el principio del estado de alarma todos los puntos de donación han tenido una enorme respuesta sumándose, incluso, más donaciones de las previstas”. Por ello se han podido satisfacer las necesidades de componentes sanguíneos existentes en los hospitales aragoneses. También se han recibido donaciones de plasma hiperinmune por los pacientes recuperados de Covid-19 como tratamiento para personas todavía enfermas. Del 1 de enero al 1 de junio de 2020 se han registrado 17.626 donaciones de sangre, cifras que contrastan con las registradas en el mismo periodo de 2019, cuando se sumaron 18.521 donaciones.

La reducción en las donaciones se debe no tanto a la respuesta de los donantes como a la obligada cancelación de diversos puntos de donación que habitualmente se ubicaban en centros educativos, empresas o instalaciones públicas. Sin embargo, las reservas de componentes sanguíneos se encuentran en un nivel óptimo y que hasta la fecha se ha podido atender a los pacientes que han precisado transfusiones dado que la demanda hospitalaria también se ha reducido.

En la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre 2020, Donantes de Sangre de Zaragoza y el Banco de Sangre han querido “gradecer y reconocer la solidaridad de los aragoneses que donan”, pero este año “el agradecimiento es mayor si cabe, dada la situación de emergencia sanitaria vivida durante los últimos meses en la que siempre ha habido suficientes reservas de componentes sanguíneos”.

Para la presidenta de Donantes de Sangre Zaragoza, Mª Carmen González, “esta situación nos va a enseñar muchas cosas: a dar importancia a lo que verdaderamente lo tiene; a valorar nuestro trabajo y nuestra autoestima; a dedicarnos a nosotros y a los demás; a ser conscientes y poner en valor que la sociedad nos necesita”. “Donar sangre no duele. Necesitarla y no tenerla sí”, ha manifestado.

Como homenaje a los donantes de sangre, el domingo 14 de junio, a las 12.00 horas, Donantes de Sangre de Zaragoza inaugurará el Monumento a los Donantes de Sangre de Zaragoza, que estará ubicado en Salvador Allende, esquina con la calle Matías Pastor Sancho.

Asimismo, la máxima responsable de la entidad pública recuerda la reciente puesta en marcha del programa “Sangre a bordo”, que permite que los dos helicópteros que prestan atención sanitaria de emergencia, transporten los medios necesarios para conservar y suministrar sangre a bordo, y que ya ha posibilitado salvar la vida a tres personas.

”La sangre segura salva vidas”

Ambas entidades han resaltado el tema de la campaña del Día Mundial del Donante de Sangre 2020, que pone el foco en el donante de sangre como promotor de salud en la sociedad. El tema difundido por la Organización Mundial de la Salud es ”La sangre segura salva vidas”, que tiene como lema principal ”Dona sangre para que el mundo sea un lugar más saludable”. Según ha explicado el organismo internacional, la idea es centrarse en la contribución que el donante puede realizar para mejorar la salud de los demás en la Comunidad.

“Las donaciones de sangre son necesarias para que todas las personas que lo precisen puedan acceder a todos los productos sanguíneos seguros y de calidad garantizada, tanto en situaciones normales como de emergencia. En este sentido, desde su apertura, el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón es el organismo que garantiza la seguridad transfusional en la Comunidad Autónoma, promoviendo y aplicando un uso clínico adecuado de la sangre e implantando sistemas de supervisión y vigilancia de la cadena completa de transfusión sanguínea”, ha explicado la doctora Carmen Garcés, quien reconoce la importante labor que realizan las asociaciones de donantes de sangre de Aragón en el establecimiento de infraestructuras para aumentar la recolección de sangre en las colectas programadas de donantes de sangre no remunerados, así como en la atención de calidad a dichos donantes.

“La sangre segura es fundamental en los tratamientos y en las intervenciones urgentes”, ha dicho recordando que “permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales así como a llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos”. Asimismo, es fundamental para tratar a los heridos durante urgencias de todo tipo (desastres naturales, accidentes, conflictos armados, etc.) y cumple una función esencial en la atención materna y neonatal.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies