La teleasistencia de la DPT realiza más de 10.000 llamadas de seguimiento durante la cuarentena

Más de 1.700 usuarios de teleasistencia recibieron llamadas específicas para recordarles acciones de prevención respecto al coronavirus

El servicio de teleasistencia que presta la Diputación de Teruel (DPT) a través de Cruz Roja Española, entidad concesionaria del servicio desde 2017, ha realizado más de 10.000 llamadas de seguimiento periódico a sus usuarios durante el estado de alarma, entre el 16 de marzo y el 31 de mayo. Son cerca de 2.000 llamadas más que en el mismo periodo de 2019, 3.000 más si solo atendemos a las agendas habituales: 8.839 durante estas meses por las 5.839 que se registraron el año pasado.

A las 8.839 llamadas de seguimiento periódico hay que sumar otras 107 que respondieron a características propias de los distintos usuarios y otras 97 al seguimiento tras una emergencia. Además, a estas 10.039 llamadas realizadas al domicilio de los usuarios habituales, hay que sumar las 2.250 de un dispositivo específico puesto en marcha de acuerdo con la Diputación de Teruel para ocuparse, durante este periodo, de los casos pendientes de alta en el servicio.

70 personas que tenían pendiente la instalación del servicio, paralizado con el inicio del estado de alarma, han estado recibiendo una llamada diaria por parte del personal de Cruz Roja para comprobar su estado. Esta ampliación ha hecho posible realizar un seguimiento particular de estos usuarios durante el confinamiento, desde el 30 de marzo hasta hoy.

El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, ha conocido estos datos de primera mano durante su visita al servicio de teleasistencia en la sede provincial de Cruz Roja en la capital turolense junto a la diputada delegada de Tercera Edad Rosario Pascual. Ambos han visto donde trabajan los operadores del servicio y compartido con ellos y el presidente de Cruz Roja en la provincia de Teruel, Antonio Soler, las experiencias vividas durante la pandemia.

“Estamos muy contentos por el servicio que ha supuesto la teleasistencia para muchos mayores que, hay que recordar, es la población más vulnerable y, además, la que más iba a echar en falta a sus familias y sus vecinos durante el confinamiento. Desde que comenzó el estado de alarma tuvimos clarísimo que había que reforzar el servicio de teleasistencia, no solo aumentando las llamadas especialmente a los usuarios que viven solos o con mayor aislamiento físico, sino también ampliando el servicio para llegar al mayor número de personas”, ha destacado Rando.

Los más de 1.700 usuarios de teleasistencia dependientes de la Diputación de Teruel recibieron llamadas específicas para recordarles las acciones de prevención respecto al coronavirus. Además, se les ofreció ayuda para relacionarse con los servicios sanitarios u obtener medicación.

Curiosamente, en el sentido contrario, las llamadas realizadas por los usuarios al servicio de teleasistencia ha disminuido entre el 16 de marzo y el 31 de mayo con respecto al mismo periodo de tiempo del año anterior. De las 5.075 alarmas atendidas en 2019 se ha pasado a 4.144. La razón está en el confinamiento, que ha provocado la desaparición de las llamadas típicas para comunicar ausencias o regresos o las habituales pruebas de primera conexión y familiarización con el sistema tras las instalaciones.

De las 4.144 alarmas atendidas, las menos, 101, han sido debidas a una emergencia médica o sanitaria o una necesidad de ayuda urgente. Muchas responden a errores por pulsación no deseada o a comunicaciones por distintos motivos a las emergencia, como las 190 llamadas que tenían por único objetivo saludar al personal del centro.

Manuel Rando ha explicado que “la diputada delegada de Tercera Edad, Rosario Pascual, hizo llegar a Cruz Roja nuestra preocupación por los usuarios. Así, y gracias también al apoyo económico del Gobierno de Aragón, quedamos en que durante estos días aumentarían la frecuencia de las llamadas para que estén más tranquilos y se sientan más acompañados. En definitiva para que estos días se hagan más llevaderos”.

Nuevas altas 

Incluso habiendo establecido una reducción de la entrada de los servicios de teleasistencia en los domicilios de los usuarios para minimizar el riesgo de contagio, durante los últimos meses se han seguido atendiendo las averías que impedían la comunicación con la gestión. Además, en el periodo comprendido entre el 16 de marzo y el 31 de mayo se han gestionado 9 altas e instalaciones de terminales en casos que, por sus características, se consideraron urgentes.

En todos estos casos, los técnicos instaladores accedían a los domicilios con el consentimiento expreso de usuarios y familiares, protegidos con el material necesario para prevenir posibles contagios y guardando siempre la máxima distancia de seguridad.

A finales de mayo, el servicio de teleasistencia llegaba a un total de 1.794 usuaruos, de los que 1.653 eran titulares, 60 beneficiarios con botón pulsador (UCR) y 81 beneficiarios sin UCR. Cuando Cruz Roja Española se hizo cargo del servicio, en 2017, la teleasistencia domiciliaria contaba en la provincia de Teruel con 1.422 usuarios de los que 1.362 eran titulares, 22 beneficiarios con UCR y 38 beneficiarios sin UCR.

El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, ha señalado que “la apuesta por la teleasistencia, su ampliación e incluso el estudio de más alternativas de desarrollo, es una prioridad para este equipo de gobierno. En una sociedad como la nuestra, envejecida y dispersa, es un servicio esencial. Y contamos con el apoyo total del Instituto Aragonés de Servicios Sociales. Por eso este año 2020 está prevista la ampliación del servicio a 600 usuarios más, contemplado en los presupuestos con un aumento del 60% en la partida”.

La visita de Manuel Rando a la sede de Cruz Roja Española en la ciudad de Teruel también ha sido un reconocimiento a la labor de la entidad durante los últimos tres años como concesionaria del servicio, pues el concurso de la próxima ampliación se lo adjudicó otra empresa. “En cuanto podamos, pondremos en marcha el proceso de ampliación y de asunción de sus responsabilidades de la nueva empresa concesionaria que se adjudicó el concurso público el pasado 12 de marzo. Es de justicia agradecer a Cruz Roja su labor durante estos años al frente de un servicio que no ha parado de crecer y, sobre todo, la capacidad de adaptación que han tenido sus gestores en este momento tan complicado y lo fácil que nos lo han puesto en este momento de cambio de gestión en el que no cogió la pandemia”.

40.000 euros

Además del servicio de Teleasistencia Domiciliaria, Manuel Rando, ha conocido otras líneas de actuación de Cruz Roja Española en la provincia. El presidente de la Diputación de Teruel, ha recordado que en la modificación presupuestaria con medidas para hacer frente a las consecuencias de la pandemia de la Covid-19 aprobada en el pleno ordinario del mes de mayo, se ha incluído una partida de 40.000 euros para esta entidad.

“Queremos apoyar la labor que la organización viene desarrollando en los ámbitos sanitario y de servicios sociales a consecuencia de la pandemia. La ayuda se destinará a paliar sus efectos sociales, con ayudas básicas para las familias de nuestra provincia que más han padecido estas consecuencias en alimentación, medicamentos, material o Internet para atender necesidades educativas. Queremos que nadie se quede atrás”, ha dicho Manuel Rando.

El presidente ha conocido, por ejemplo, las cifras del plan “Cruz Roja Responde” frente a la Covid-19, ideado para las personas en situación de vulnerabilidad y población en general, que supondrá reforzar los mecanismos de respuesta de la organización en los próximos meses en todas sus áreas de actuación: socorros, inclusión social, empleo, salud, educación y medio ambiente.

El plan ha movilizado hasta el momento en la provincia de Teruel a 115 personas voluntarias, además del personal laboral, a través de sus 8 asambleas comarcales. Con sus intervenciones, 198 personas afectadas por Covid-19 han sido trasladadas a centros sanitarios y centros intermedios habilitados para los mayores; casi 6.000 personas han recibido ya atención y acompañamiento telefónico para mejorar la gestión de la enfermedad, contribuir a la mejora de la salud o aliviar las situaciones de soledad. Además, 588 familias han recibido bienes básicos para poder cubrir sus necesidades más inmediatas, se han realizado 363 compras y gestiones para personas vulnerables durante el confinamiento, 200 personas han sido apoyadas en materia de empleo y 143 niños y niñas han recibido apoyo escolar en línea.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies