Las cámaras de vigilancia de los tranvías serán supervisadas en tiempo real para controlar el aforo

El Gobierno municipal también incrementa el número de inspectores en los convoyes

Las cámaras de vigilancia equipadas en los tranvías serán supervisadas en tiempo real, algo que hasta ahora no sucedía, con el objetivo de comprobar que se cumple en todo momento el aforo permitido en el transporte público, cifrado por el Gobierno de España en un 50% de la capacidad del vehículo. En el caso de los autobuses urbanos, será el conductor el encargado de supervisar el aforo y cerrar las puertas cuando se alcance la capacidad máxima permitida.

Así lo ha explicado este lunes la consejera de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, aunque ha reconocido que, en base a la demanda que hay actualmente (aproximadamente el 30%), “hay holgura suficiente y no se van a producir aglomeraciones”. “Desde ahora, en el caso de los tranvías deberá haber una persona que supervise las cámaras y dé la orden de cerrar las puertas cuando sea necesario”, ha completado.

El Gobierno municipal también ha incrementado el número de inspectores en los convoyes, aunque Chueca ha admitido que esta medida “tiene una limitación en cuanto al número de personas”. Por ello, ha destacado la necesidad de usar la tecnología para controlar que se cumple la norma, aunque el Ayuntamiento “sigue trabajando” para perfeccionar estas actuaciones.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies