Zaragoza recuperará este lunes las frecuencias habituales de autobús y tranvía

También se reforzarán las tareas de desinfección en los tranvías

El transporte público urbano de Zaragoza recuperará este lunes, 1 de junio, su dotación y sus frecuencias habituales para esta época del año. Para mantener la distancia segura entre los viajeros, y siguiendo las indicaciones del Gobierno de España, el aforo máximo permitido en los vehículos seguirá siendo del 50%, aunque se reforzarán las desinfecciones de los tranvías, limpiándolos al principio de la línea a primera y a última hora del día.

De este modo, se normalizará en parte un servicio público que en algunos casos resulta fundamental para la vida cotidiana de los zaragozanos, en plena desescalada de la crisis del coronavirus. Además, el alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, ha recordado que todos los vehículos mantendrán instalados y disponibles los dispensadores de hidrogel, algo en lo que Zaragoza fue pionera en España.

En el caso del autobús, se exceptúan algunos servicios que no son necesarios por el momento: la línea 34 hasta el Parque de Atracciones -sigue cerrado- o el servicio al Mercadillo del Parking Sur, hasta que vuelva a abrir sus puertas. El servicio para personas con movilidad reducida (PMRS) se prestará con tres autobuses y seguirá suspendido el servicio de búho bus. El autobús turístico estará autorizado, aunque en función de las indicaciones de Zaragoza Turismo.

Asimismo, se recuerda que seguirá siendo obligatorio validar el trayecto con tarjeta bus, ciudadana o abonos temporales, y seguirá sin admitirse el pago en efectivo. Entre las novedades destaca, finalmente, que el acceso a los autobuses volverá a hacerse por la puerta delantera respetando, en todo momento, las distancias de seguridad establecidas. El uso de mascarilla para todos los usuarios sigue siendo obligatorio.

Hasta el día 30 de marzo tanto el autobús como el tranvía mantuvieron las frecuencias habituales, para facilitar el acceso de la ciudadanía al servicio público de transporte, considerado esencial. Desde esa fecha, y siguiendo lo establecido por sucesivos reales decretos del Gobierno de España, la oferta se redujo aunque, en todo momento, adecuada a la demanda real, que llegó a ser de sólo el 5% respecto a un día equivalente del año anterior.

Durante las últimas semanas, de manera progresiva, y en consonancia con la progresiva desescalada y sus fases, se han ido introduciendo distintos refuerzos y modificaciones que han servido para cubrir adecuadamente la demanda real, también poco a poco en alza. Actualmente, con datos de esta misma semana, el número de viajero está por debajo del 30% del habitual, aunque se espera que la reactivación económica y social ayude a ir mejorando esos datos de ocupación.

“Todos los zaragozanos que tengan necesidad de usar el transporte público debe saber que el Ayuntamiento está tomando todas las medidas necesarias para que sea seguro”, ha indicado Azcón, quien ha destacado que la bajada de usuarios supone “un impacto tremendo” para la economía del consistorio zaragozano.

Limpieza y desinfección 

Tanto los autobuses como los tranvías continuarán siendo objeto de una limpieza y desinfección específicas diarias. Zaragoza fue también la primera ciudad en la que se instauró de manera permanente dicha limpieza para garantizar al máximo la salud de los usuarios. A lo largo del desarrollo de la crisis se han ido introduciendo distintas mejoras para incrementar esa seguridad, como la definición de los lugares que sí y no pueden ser ocupados o la instalación de hidrogel en todos los vehículos.

Esta limpieza constante se ve reforzada aún más en el caso de los tranvías. Cada día, con horarios de 7.30 a 17.30 horas de lunes a viernes, y de 9.00 a 19.00 horas sábados y domingos, se aplica un refuerzo específico en las unidades cuando los tranvías, ya de vacío y sin interferir con los viajeros, invierten su sentido en Valdespartera.

Los empleados proceden a limpiar las superficies de contacto, los asideros, los asientos y la cabina del conductor. Para ello, emplean un detergente desinfectante clorado que se aplica también en ámbitos sanitarios. Se trata de un producto bactericida, fungicida, esporicida y virucida, altamente concentrado y de gran estabilidad.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies