Repollés advierte que el confinamiento causará nuevas patologías tras la desescalada

Repollés ha asegurado que habrá más brotes durante el verano

La nueva consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha advertido este jueves que habrá una oleada de nuevas patologías causadas por el confinamiento, cuyos efectos empezarán a notarse al finalizar el proceso de desescalada. Estas enfermedades, consistentes fundamentalmente en estrés postraumático y enfermedades o trastornos mentales leves, obligará al sistema sanitario a “canalizar la atención” para atenderlas a la par que se continúa luchando contra el coronavirus.

En la que ha sido su primera intervención pública tras su nombramiento, Repollés ha comparecido ante el Pleno en las Cortes de Aragón para dar cuenta de las diferentes etapas que ha pasado la sociedad en la batalla contra el virus, así como el sistema sanitario, que reanuda ahora las primeras visitas médicas, las intervenciones quirúrgicas programadas o las pruebas médicas, siempre y cuando no puedan demorarse en el tiempo y realizándose con todas las garantías sanitarias y de prevención. Más adelante, según ha explicado, se reanudarán otras actividades como las vacunaciones o la rehabilitación de los pacientes que han padecido Covid-19.

Por su parte, la oposición ha coincidido en darle la bienvenida al parlamento aragonés y desearle “la mayor de las suertes”, a la par que ha exigido a la nueva consejera que deje atrás lo que, a su juicio, era la “política de puertas cerradas” llevada a cabo por su antecesora, Pilar Ventura, caracterizada por la “falta de diálogo” y las “actuaciones independientes, sin escuchar a la oposición ni a las asociaciones de pacientes”. “Espero que se haya hecho un cambio a mejor y sirva para modificar estas dinámicas y que el Departamento colabore”, ha deseado la portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar.

En este sentido, Repollés ha asegurado que posee “la capacidad de diálogo necesaria” para ejercer su labor. Como prueba de ello, ha desvelado que en la última semana ha mantenido reuniones con diversos colectivos del área, que se han cristalizado en medidas como la gratuidad de las mascarillas para las personas con menos recursos. Asimismo, la consejera ha avanzado que la próxima semana se reunirá con los sindicatos, unos encuentros en los que se abordarán cuestiones como los pagos e incentivos a percibir por los sanitarios, así como asuntos relativos a la carrera profesional.

La oposición traslada sus preocupaciones a la nueva consejera

El grupo parlamentario del Partido Popular y el de Ciudadanos han trasladado a la nueva consejera del ramo sus preocupaciones respecto a la sanidad aragonesa. Una de ellas es la del mundo rural, que ha sido, según la portavoz popular, Ana Marín “abandonado a su suerte”, agravado por la falta de atención primaria.

En este sentido, Repollés ha asegurado que el medio rural “es una parte muy importante de nuestra economía” y que el sistema sanitario aragonés está “obligado por las condiciones sociológicas del territorio: envejecido, rural y casi desértico en algunos puntos”. No obstante, se ha comprometido a hacer de la sanidad “un bien común”, al que toda la población tenga acceso.

La falta de ambulancias equipadas para tratar a pacientes con coronavirus en Huesca y Teruel y las listas de espera del sistema sanitario han sido otras de las preocupaciones que Marín ha trasladado a la responsable del área, interesándose también por el número de sanitarios que ha sido preciso contratar para hacer frente a la emergencia sanitaria. Mientras que la portavoz ha destacado que en la Comunidad existe “un déficit de facultativos”, Repollés lo ha desmentido, afirmando que hasta la fecha se han acometido más de 1.800 contrataciones de personal.

Otro de los requerimientos que la oposición ha trasladado a la consejera es la necesidad de garantizar EPIs y medios de protección para los profesionales sanitarios, así como la realización de test a los profesionales del sector. Por su parte, Repollés ha asegurado que el Ejecutivo se ha visto en la obligación de “planificar una reserva estratégica de recursos” para hacer frente a un posible rebrote, por lo que, presumiblemente, Aragón tendría material suficiente para combatir un posible repunte de la enfermedad.

“Hay que reconocer la labor de los sanitarios y hablar de sueldos y retribuciones, y también debe afrontar la petición de los sanitarios de reducir la burocratización”, ha añadido Gaspar, recalcando que, para hacer frente a todo esto, será necesaria la modificación de las partidas presupuestarias del Departamento.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La Basílica del Pilar se llena de fieles en su primer día de reapertura tras dos meses cerrada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies