El Real Zaragoza echará en falta a su afición “hasta en los desplazamientos”

El Real Zaragoza continúa ultimando la vuelta a la competición. Foto: Tino Gil/Real Zaragoza

No será fácil para el Real Zaragoza jugar sin público. Es el equipo más secundado de toda la Segunda División, el que crea una mayor atmósfera futbolística y el único capaz de rozar los 30.000 aficionados en su casa. Ahora que está absolutamente prohibida la asistencia a los estadios, los maños pierden su activo fundamental: La Romareda.

Sin embargo, Carlos Vigaray, lateral derecho de la escuadra zaragocista, ha dado un paso más. A lo largo de la temporada, se ha visto “un montón de gente en los desplazamientos”, lo que implica que esa chispa se perderá hasta cuando el equipo juegue fuera de casa. Es decir, tanto al calor del hogar como lejos de la capital aragonesa, el Real Zaragoza se verá perjudicado por la prohibición.

“Se les veía ilusionados, con muchas ganas, como al equipo y a toda la ciudad”, ha declarado el zaguero. Evidentemente, en La Romareda se verá el cambio radical, pero no hay que olvidar lo que la hinchada ofrecía en todos los estadios. El fútbol parecerá otro deporte diferente, en un silencio sepulcral y con cinco cambios por equipo. “Se va a notar bastante, teníamos una afición increíble y estábamos todos ilusionados”, reincidía Vigaray.

Por ello, lo importante ahora es “mentalizarse, entrenar bien, saber que nos jugamos la vida y salir a cada partido a competir y a ganar”. En este sentido, la fecha de la vuelta se va acercando, y hay “muchas ganas”. El equipo va adquiriendo tono, entrena cada día mejor y la ilusión con la que se llegó al encierro permanece intacta. Incluso los entrenamientos parece que se acercan a la normalidad, con grupos de diez jugadores y tocando balón.

Hay que tener en cuenta que la competición ha quedado claramente alterada con el cambio de normativas para todos los equipos. A pesar de que será “totalmente diferente”, saldrá beneficiado “el que mejor se mentalice y el mejor preparado”, ha apuntado el madrileño. La fecha ya está fijada, el fin de semana del 12 de junio, y tienen ese horizonte para mentalizarse.

El Real Zaragoza afronta la recta final del campeonato en segunda posición, con cinco puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el Almería. Saben los aragoneses que es “un plus de motivación”, pero no pueden confiarse. “En esta competición te pintan la cara bastante rápido”, recordaba Vigaray. Los blanquillos tratarán de poner el broche de oro con el ascenso a Primera División.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies