El Mercado de San Bruno abre al 30% de su aforo con 16 puestos y afluencia de público

El aforo ha estado controlado en todo momento con el vallado del recinto y una entrada y salida única

La artesanía y las antigüedades tradicionales del Mercado de San Bruno han vuelto ese domingo a la calle. Lo han hecho con un total de 16 puestos, lo que equivale al 30% de su aforo ya que este mercadillo tenía 71 puesto oficiales de los cuales 62 son habituales. Este primer día ha sido el turno de los puestos impares que como no llegaban al máximo se han completado con algunos pares.

Este viernes el responsable del área de Economía en el Ayuntamiento de Zaragoza anunció la reapertura de este mercado con la alternancia entre puestos pares e impares. “Aquí no disponemos de más metros cuadrados como en la muestra de la plaza del Pilar para aumentar el espacio y dar cabida a más detallistas por lo que se ha optado por este sistema”, explicó reconociendo que en un primer momento desde el Consistorio se propuso la realización de un sorteo, algo que los comerciantes rechazaron. Los comerciantes han coincidido en que tenían muchas ganas de volver.

“Para ser el primer día no está mal aunque esperamos que poco a poco la gente se vaya animando”, ha afirmado la responsable de un puesto de máquinas de escribir. “No sabíamos cómo iba a responder la gente pero tal y como están las circunstancias estamos contentas”, han apuntado dos jóvenes que tienen un puesto de bisutería.

El espacio del mercado asimismo se ha delimitado mediante vallas y cintas identificativas, y se ha señalizado claramente la entrada y la salida al mismo. Precisamente, a las puertas de la muestra, sus responsables han controlado en todo momento el aforo, para que no se sobrepasasen las 219 personas, incluyendo a vendedores. Los puestos se han situado a 2,5 metros de distancia entre ellos y ocho metros hacia delante, y tan sólo sus responsables podrán manipular el género y queda terminantemente prohibido que los clientes puedan tocar los productos.

En todo momento, los participantes han respetado las normas establecidas en cuanto a la formación de las colas, guardando los dos metros de distancia de seguridad. En cada uno de los puestos habrá carteles informativos para recordar a los clientes las medidas exigidas y serán los propios miembros de la organización los que controlen que se cumple el distanciamiento.

El de San Bruno como el mercadillo de la plaza San Francisco continuaban cerrados y este fin de semana han vuelto a las plazas. Menos puestos han podido abrirse en el de San Francisco, allí han sido trece los puestos que se han montado ya que le muestra contaba con 50 puestos oficiales. En este caso hubo 35 peticiones por lo que aquí también se ha optado por la alternancia entre los puestos pares e impares.

Más medidas de seguridad e higiene

En cuanto a las medidas de higiene, todos los mostradores deben estar desinfectados e higienizados adecuadamente y en cada uno de ellos habrá a disposición de los clientes geles para la correcta limpieza. Además, cada uno de los productores deberá ir provisto de guantes y mascarilla y realizar labores de limpieza en el puesto de forma continuada. El decreto también se establece que aquellos vendedores que puedan tener síntomas como fiebre, tos, dolor de garganta o dificultad para respirar deberán quedarse en casa y no asistir a la muestra.

También se recomienda el pago de las compras a través de plataformas virtuales o con tarjetas de crédito. En el caso de que se tenga que utilizar el efectivo, los vendedores deberán recogerlo en un recipiente, sin tocarlo, y las vueltas estarán desinfectadas para evitar cualquier tipo de contagio.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies