Casi la mitad de las empresas de Aragón creen que no recuperarán su facturación previa a la crisis

Trabajadores de una empresa de Aragón.

El Instituto Aragonés de Fomento (IAF) ha lanzado una encuesta al tejido empresarial de la Comunidad para extraer de sus respuestas un mapa predictivo sobre el porvenir del territorio en la era poscovid. Más de 800 empresas y emprendedores de todos los sectores han querido participar en el estudio para, de algún modo, contribuir así en la reconstrucción económica y productiva de Aragón a futuro. Las opiniones son variadas, sobre todo en lo referente al escenario en el que se encontrarán una vez que todas las actividades retomen su actividad. El 44,2% de los encuestados no cree que pueda lograr recuperarse de la crisis, o, al menos, volver a la facturación previa a la crisis, frente al 24,7% que muestran una visión algo más positiva. El 31% restante todavía no lo tiene claro.

Del informe puede extraerse que, frente al más del 37% que no ha visto interrumpido su servicio y el 13% restante que muestra desconocimiento, el 19,6% de los encuestados considera viable que su negocio pueda reanudarse en un periodo de dos a cuatro meses vista. Por su parte, el 18% de ellos cree que podrá hacerlo en menos de dos meses, y casi el 11% reconoce que no lo hará hasta, por lo menos, pasados seis meses.

En caso de cumplirse la expectativa de poder reanudar la actividad, el estudio trata de descubrir las previsiones de facturación para el siguiente medio año. Todos coinciden en que se percibirá “disminución”, aunque hay distintas percepciones en cuanto al porcentaje de pérdidas. Para algo más del 36%, su facturación se reducirá en más de un 40%, mientras que un 26,3% cree que la merma se situará entre el 20% y el 40%. El 16% entrevé un margen de pérdidas de entre el 10% y el 25%, y el 11,3% de ellos lo sitúa entre el 5% o el 10%. Por último, el 9,2% de los encuestados espera que la disminución en su facturación apenas supere el 5%.

En cuanto a perspectivas de pérdida de empleo, el 39,1% cree que se mantendrá el nivel de empleo anterior, frente al 29,4% que cree que se perderá el 20%. Por su parte, el 12% de los encuestados considera que disminuirá entre un 10% y un 20%, mientras que algo más del 10% piensa que dicha disminución será de entre el 5% y el 15%. De los encuestados, además, algo más del 57% reconoce no haberse acogido a un Erte, frente al 37,6% que sí lo ha hecho. El 5,3% restante dice que “lo están valorando”. Eso sí, para la mayoría de ellos, un 69,7%, la crisis sí va a poner en riesgo la viabilidad de muchas compañías de su sector, y algo más de un 46,7% considera que ni siquiera se desplegarán oportunidades nuevas para el entorno.

Aun así, muchas de las empresas sí creen que el modelo productivo podría cambiar, especialmente en la modalidad del teletrabajo, aunque coinciden en que lo prioritario de ahora en adelante será la supervivencia en cualquiera de sus vertientes y recuperar la competitividad, ya que sostener la liquidez seguirá siendo una de las principales amenazas para el próximo ejercicio. Para ello, gran parte de los encuestados valora como una medida indispensable la ayuda que pueda otorgarle el gobierno de Aragón o sus organismos adscritos, como la concesión de avales, préstamos o subvenciones varias. También contemplan positiva el estímulo de las sinergias empresariales, o el impulso de planes estratégicos locales.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies