El Clínico inicia la implantación de marcapasos con una novedosa técnica de estimulación cardíaca

Equipo de la Unidad de Arritmias del Hospital Clínico de Zaragoza

El equipo de la Unidad de Arritmias del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa ha iniciado como práctica clínica una novedosa técnica de estimulación cardíaca, la de rama izquierda, encuadrada dentro de la estimulación fisiológica.

La citada técnica consiste en el implante de un dispositivo de estimulación cardíaca fisiológica, que activa el corazón por la vía natural del impulso cardíaco. Este nuevo abordaje previene el desarrollo de insuficiencia cardíaca y disminuye la mortalidad con respecto a la estimulación convencional en pacientes que precisan un marcapasos. En el Hospital Clínico ya son 15 pacientes los que se han beneficiado de la misma y es previsible que puedan tratarse de 250 a 300 cada año.

Según se ha demostrado en varios estudios internacionales recientes, la estimulación fisiológica en pacientes que precisan un marcapasos reduce la hospitalización y la mortalidad hasta en un 21% con respecto a la estimulación convencional. De la misma manera, disminuye hasta en un 20% el riesgo de cardiopatía inducida por marcapasos en aquellos pacientes que precisan que el marcapasos entre en acción (estimule) frecuentemente.

El tratamiento habitual de las bradiarritmias o bloqueos cardíacos es el implante de un marcapasos para aumentar la frecuencia cardíaca mediante impulsos de electricidad que suelen transmitirse por unas vías de conducción distintas a las fisiológicas, lo que provoca que los ventrículos se activen de forma asincrónica y por tanto anómala. A largo plazo, el problema de los marcapasos con estimulación convencional es que pueden disminuir la fuerza del corazón produciendo insuficiencia cardíaca e incrementando el riesgo de arritmias.

La novedosa técnica implantada en el Clínico permite una contracción cardíaca idéntica a la de cualquier persona sana, eliminando los riesgos antes mencionados. Además de presentarse como primera opción de tratamiento en pacientes con bloqueos cardíacos o bradiarritmias, es también una excelente alternativa en pacientes que precisan una resincronización por presentar insuficiencia cardíaca y alteraciones anatómicas o infartos extensos en los que el implante de electrodo en ventrículo izquierdo no es factible.

De la misma manera, está indicada en pacientes que no responden a la terapia de resincronización convencional mediante la colocación de un electrodo en ventrículo izquierdo, mejorando los resultados al conseguir una contracción sincrónica de ambos ventrículos, con un aumento en la fuerza de contracción del corazón, una reducción del tiempo empleado en la realización del procedimiento y una mejora significativa en la calidad de vida de los pacientes.

De esta manera, el Hospital Clínico se une a nivel nacional a algunos otros servicios de arritmias de hospitales de referencia como el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva o el Hospital Universitario La Fe de Valencia que han comenzado a aplicar, durante este último año, esta misma técnica, difundiendo sus resultados y formando a electrofisiólogos para su aplicación.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies