El Museo de Momias de Quinto, uno de los primeros en retomar las visitas en Zaragoza

La reapertura se realiza con un máximo de 20 visitas por franja horaria

A pesar de que la Fase 1 permite la apertura de museos con una restricción de aforo del 30%, pocas galerías se han atrevido a reabrir sus espacios al público en la provincia de Zaragoza. Sin embargo, la sombra del Covid-19 no ha impedido al Museo de Momias de Quinto liderar la reapertura de estos centros en la provincia, aunque únicamente haya registrado una docena de visitas en su primer fin de semana disponible tras el estado de alarma.

“Ha sido un fin de semana muy tranquilo porque hay gente que no se puede desplazar y a algunos les da cierto reparo salir de casa todavía”, ha explicado el alcalde del municipio, Jesús Morales, respecto a la restricción de la movilidad entre provincias. De hecho, un día normal pueden recibir entre 100 y 120 visitas, que no solo proceden de todo Aragón, sino también del resto de provincias españolas, en especial de Madrid y Barcelona.

“Ahora ese público imagino que tardará en venir”, ha lamentado Morales, aunque se ha mostrado optimista porque “nos ha servido para hacernos a esta nueva realidad” y, así, organizar su actividad. Asimismo, el también director del Museo ha reconocido recibir “muchas llamadas” tanto para conocer las medidas de seguridad adoptadas como para solicitar visitas.

En este sentido, Morales ha explicado que el Museo cuenta con visitas de un máximo de 20 personas por franja horaria, con hasta diez franjas cada fin de semana: cuatro los viernes, otras cuatro los sábados y dos los domingos. Además, han garantizado la distancia de seguridad y han colocado pantallas protección para la atención al público, geles hidroalcohólicos y un control de temperatura facial para los visitantes, ya que la visita dura entre una hora y una hora y media.

“Es obligatorio el uso de mascarilla”, ha recordado Morales, quien también ha favorecido el pago a través de TPV con tarjeta de crédito o teléfono móvil. Sin embargo, ha recordado que “las entradas las vendemos online“, por lo que los asistentes que acudan con el día y la hora prefijada tendrán prioridad.

En caso contrario, “correrán con el riesgo de que la franja horaria esté completa y deban esperar una hora y media en la puerta”, ha sentenciado.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
“Mujeres que son tesoros” acerca las figuras femeninas referentes a institutos y bibliotecas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies