Personas sin hogar preparan en el Albergue las mascarillas que se enviarán a los mayores de 65 años

La labor se realiza con la supervisión y asesoramiento del personal municipal del Albergue. Foto: Miguel G. García

Esta semana, las personas mayores de 65 años residentes en Zaragoza comenzarán a recibir en sus buzones las mascarillas donadas por el grupo Saica y distribuidas por el Ayuntamiento. Serán unas 320.000 unidades, dos para cada uno de los más de 160.000 vecinos de la ciudad enmarcados en esa franja de edad, tal y como anunció hace unos días el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

Para hacer realidad esta medida, un grupo de personas sin hogar se está encargando de las labores de preparación de las mascarillas en sus correspondientes sobres, etiquetados con la dirección de sus destinatarios y ordenados por distritos. Lo hacen en un taller ocupacional del Albergue municipal, donde 82 usuarios conviven en situación de confinamiento para protegerse del coronavirus.

El consejero de Acción Social y Familia, Ángel Lorén, ha explicado que el taller forma parte del plan de inserción social que está diseñando el Ayuntamiento de Zaragoza para ayudar a estas personas a construir un proyecto vital autónomo. La intervención se ha iniciado con muchas de ellas durante estos dos meses de confinamiento en el Albergue y en el pabellón de Tenerías, y se quiere impulsar de aquí en adelante. Los primeros resultados han llegado para 30 usuarios que han encontrado empleo en campañas de recogida de fruta, gracias a la gestión de los servicios sociales municipales.

“Las personas residentes en el Albergue tienen mucho que aportar a la sociedad. Muchas veces, solo necesitan una oportunidad. Y en eso estamos trabajando: en fomentar su capacitación profesional y su autoestima, ayudándoles a recorrer itinerarios de inserción para que puedan encontrar un empleo y, por tanto, una independencia económica y habitacional”, ha señalado el consejero.

Ángel Lorén ha mostrado su satisfacción por el desarrollo del taller de preparación de las mascarillas, que comenzó el viernes 15 de mayo y se prolongará durante varios días. La labor se realiza con la supervisión y asesoramiento del personal municipal del Albergue, cumpliendo de forma estricta con las medidas de prevención sanitaria, tanto con la limpieza y desinfección del espacio como con la utilización de equipos de protección individual, con sus correspondientes batas, guantes, mascarillas y gorros.

“Están trabajando en horario de mañana y tarde, con gran dedicación y profesionalidad. Desde el Ayuntamiento nos hemos puesto como objetivo prioritario el cuidado de la población más vulnerable ante la crisis del coronavirus, y con esta acción conseguimos una doble finalidad: proteger a nuestros mayores con la entrega de mascarillas en sus hogares, y ayudar a la inserción social de personas sin hogar”, ha añadido Lorén.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Aragón lamenta tres nuevos fallecimientos y da 70 altas más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies