El “Consejo ADEA para el relanzamiento” reclama seguridad sanitaria para retomar la actividad y efectividad de las medidas para afrontar la crisis

En relación con la hostelería, demanda la “necesidad de conocer las medidas con antelación y mejorar la comunicación"

El “Consejo ADEA para la mejora de la sanidad y el relanzamiento económico” reclama seguridad sanitaria para retomar la actividad y efectividad de las medidas para afrontar esta crisis. Así lo puso de manifiesto este miércoles, en la primera reunión de este grupo de profesionales y expertos. “Se trata de sumar esfuerzos aprovechando las ideas y experiencia de diferentes líderes en nuestra Comunidad”, afirma el presidente de ADEA, Salvador Arenere.

Este consejo está formado por directivos y profesionales procedentes de los ámbitos de la sanidad e investigación, la hostelería y comercio, la automoción y logística, la cultura y deporte, la educación, la industria o la energía.

En este primer encuentro, en cuanto a investigación, el consejo señala la “necesidad de promover la cultura del mecenazgo y la financiación privada de la I+D+i, mediante una política más generosa de incentivos fiscales, en este caso a nivel local y autonómico”, y propone la “creación de un nuevo clúster que agrupe a empresas de diferentes sectores, tecnológico, logístico entre otros además del de la salud, y que esté liderado por alguien con perfil sanitario”.

En cuanto a la sanidad, destaca la necesidad de “respetar la figura del médico de familia, que ha estado abandonado sin las medidas ni financiación adecuada” y señala que “en las zonas rurales hace falta dotación económica e instrumentos médicos”.

En relación con la hostelería, demanda la “necesidad de conocer las medidas con antelación y mejorar la comunicación, garantizar la seguridad sanitaria y encontrar un equilibrio, y se expone la oportunidad en turismo de interior, con la movilidad en la provincia”.

En lo referente a los comercios, solicita un plan al Gobierno de Aragón, Ayuntamientos y diputaciones provinciales para “habilitar una línea de ayudas directas, dada la necesidad de dotar de liquidez a pymes y autónomos”.

También demanda “una campaña para recuperar la confianza y estimular la actividad de los comercios y servicios de proximidad, porque vamos a ver un el cambio de hábitos en la demanda”. Asimismo, urge a la “regularización de las rebajas offline y online, con un criterio claro, igualitario y coherente, muy en contra del veto establecido ayer contra las rebajas del comercio físico por el Gobierno”.

En el sector de la automoción, este consejo pide al Gobierno que “lance un plan para que no se ralentice la compra. El anuncio de un posible plan está haciendo daño al sector, ya que el consumidor está esperando a que salga y no va a comprar”, e insiste en que es “necesaria confianza sanitaria” y, dado que “la situación será un impulso para el coche eléctrico, solicita al Gobierno de Aragón “apoyo con los cargadores lo antes posible para ir transformando las ventas de coches a eléctricos o híbridos”.

También considera prioritario “apoyar la apuesta por la RSE, la coordinación entre los diferentes ministerios con un apoyo clarísimo a la venta del vehículo eléctrico, pero también el de gasolina y diésel, la reducción de costes energéticos, y, de nuevo, un plan de competitividad que apoye la inversión en nuevos procesos productivos, como ya se hizo hace unos años, ya que es necesaria la financiación para aguantar estos años”.

En cuanto al sector logístico, las medidas solicitadas de apoyo son la “ampliación, agilización y materialización real de líneas de financiación, prestamos ICO, etc, y el aplazamiento en el pago de las cuotas sociales, pues la mayoría de las empresas tienen entre 1 y 5 personas y no tienen capacidad financiera, así como impuestos para dar mayor liquidez a las empresas”.

En el deporte, el consejo insiste en la “importancia de las medidas y protocolos de procedimientos sanitarios para poder llevar a cabo la vuelta al deporte”. También se han demandado incentivos fiscales y transitorios con el objeto de poder “sobrevivir” los próximos años, “podría valorarse la bajada del IVA en eventos deportivos en 5-6 %, como ayuda a este y otros sectores” y se ha destacado la “importancia de la ley de mecenazgo”.

En cuanto a la cultura, se muestra preocupación por que “no se ve una fecha pronta para recuperar la actividad” y se piden medidas para la “Recuperación de la confianza de nuestros espectadores”. Preocupa la limitación de aforos, que “no permitirá sufragarse los costes” y pide “apoyo a la cultura, dándole el mismo tratamiento que a cualquier sector considerado de primera necesidad, ya que no solo mueve muchísimos millones, sino, sobre todo, muchas ilusiones”.

En el terreno de la educación, se defiende que “la educación es fundamentalmente presencial” y, por ello, se debe “buscar entre todos qué medidas deben tomarse para poder recuperar la actividad, es necesario promover diálogo público-privado”.

También se propone “acelerar las convocatorias de formación y dotarlas de medios, pues el nivel de desempleo es importante y muchas personas necesitan reciclaje”. Además, se insiste en que “hay asignaturas troncales que son fundamentales en el paso a 1º de la ESO o a Bachiller”.

Por último, en lo que a la industria se refiere, el consejo asegura que “las empresas, desde pequeñas a grandes, autónomos y negocios necesitan liquidez” y se insiste en que “hace falta poner ya en marcha y sin demora todos los negocios y empresas”. Para ello se destaca la necesidad de combinar “la seguridad sanitaria, que es trascendental y prioritaria, pero solaparla con la seguridad y la reactivación económica”.

El grupo ha coincidido en la “necesidad de que se transmita confianza en nuestro país y ofrecer credibilidad también en el exterior, sobre todo ahora, que necesitamos recursos de Europa” y ha lanzado un mensaje de esperanza a la sociedad, ya que “los empresarios y las empresas son imprescindibles y tenemos ganas de rearmarnos, de salir adelante y relanzar la economía de Aragón trabajando duro”.

Se producen coincidencias en algunos aspectos que afectan a todos los sectores de manera transversal, como “definir con claridad y oportunidad los protocolos para la reactivación económica, la importancia de realización de test, solucionar los retrasos en resoluciones y cobros de ERTE y alargar período de vigencia, potenciar la colaboración público-privada, reducir la burocracia y trabas administrativas, modernizar la Administración, para lo que es necesario crear, con urgencia, la oficina del inversor”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies