No debe verse comprometida

La Iglesia, también en Italia, ha aceptado con sufrimiento y gran sentido de responsabilidad las limitaciones impuestas para afrontar la emergencia sanitaria. Pero no se entiende que, una vez reducidas las limitaciones generales para hacer frente a la pandemia, se impida a la Iglesia reanudar su acción pastoral.

Un Comunicado de la Conferencia Episcopal Italiana concluye recordando al Gobierno de su país que, precisamente en aras de la separación entre Iglesia y Estado, la Presidencia del Consejo y el Comité Técnico Científico deben dar medidas precisas de carácter sanitario que la Iglesia cumplirá responsablemente, pero sólo le compete a ella organizar la vida de la comunidad cristiana, sin injerencia alguna.

Jesús Martínez Madrid

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La amenaza

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies