El aparcamiento en las aceras estará prohibido para todo tipo de vehículos en Zaragoza

Estas medidas se están preparando para facilitar la movilidad peatonal

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha expuesto este miércoles en la Comisión por el Futuro de Zaragoza algunas de las medidas en las que se está ya trabajando su área, a corto y medio plazo, para afrontar la nueva situación creada a partir de la crisis del Covid-19. Estas propuestas se centran fundamentalmente en el ámbito de la Movilidad Urbana, un servicio transversal en todos los órdenes municipales y que será determinante para la recuperación no sólo de la vida cotidiana de los zaragozanos, sino también del pulso económico de la ciudad. Por ejemplo, quedará prohibido que todo tipo de vehículos aparquen en las aceras.

Así, ha hecho hincapié en las medidas que se están preparando para facilitar la movilidad peatonal. En este apartado ha recordado las iniciativas innovadoras puestas en marcha en las últimas semanas, con los fines de semana peatonales, que se han traducido en la peatonalización de 16 calles y avenidas, la reducción de la velocidad máxima a 10 y 30 kilómetros por hora (lo que supone de facto dar prioridad peatonal en las calles más pequeñas) o la señalización en aceras para mejorar la circulación peatonal según el sentido de la marcha y, así, facilitar el distanciamiento social.

Entre las novedades previstas figuran tres medidas que se implantarán a corto y medio plazo y que facilitarán los casi 900.000 desplazamientos peatonales diarios previstos: prohibición de estacionamientos en acera para todo tipo de vehículos (bicis, motos, VMP), creando para ello espacios suficientes para aparcar en la calzada, al estilo de lo ya realizado en el entorno de la plaza de los Sitios; eliminación de plazas de estacionamiento de coches junto a pasos de peatones para dar visibilidad al peatón a la hora de cruzar; y se plantea duplicar la red de aparcamientos para bicicletas, VMP y motos en toda la ciudad, que evite el uso de la acera.

Se está analizando la disponibilidad en toda la ciudad consolidada, que actualmente dispone de 5.150 plazas de aparcamiento. Al final del proceso se espera duplicar esta cantidad, hasta unas 10.200 plazas, ubicando la mayor parte en calzada o, si no existen aparcamientos, junto a carriles bici en zonas peatonales con suficiente espacio como para no suponer un obstáculo, ni invitar a circular por la acera.

De forma inmediata se van a acometer estos trabajos en los distritos de Casco Histórico y Actur. En cuanto a la red de estacionamientos para motos en calzada, se están analizando las ubicaciones para empezar lo antes posible los trabajos, de manera que de las 7.200 plazas actuales se pueda llegar a prácticamente el doble, 14.200 plazas.

Por otro lado, se está analizando la próxima ampliación de tiempos para peatones en los semáforos. El objetivo es cambiar del criterio de velocidad peatonal de 0,7 metros por segundo, que recoge la Ordenanza, a 0,5 metros por segundo de la normativa estatal, lo que supone incrementar el tiempo para el peatón en un 30%. Esta medida supondrá un importante trabajo de remodelación de los ciclos semafóricos.

Iniciativas implantadas

Chueca ha repasado algunas de las iniciativas ya implementadas a lo largo de los últimos meses, en los momentos más difíciles del confinamiento ciudadano y de la situación dramática en los hospitales de Zaragoza. “Sin embargo, creo que debemos centrarnos en hablar del futuro, que es donde debemos ahora volcar nuestro principal esfuerzo.”

El posible contexto post-Covid puede provocar que la “nueva normalidad” modifique los modos de desplazamiento en las ciudades, debido fundamentalmente a una reducción en el uso del transporte público. El miedo a un posible contagio y la reducción en los aforos, para mantener la distancia entre usuarios, puede derivar en un mayor uso de otros modos de desplazamiento individual: caminar, bicicletas, patinetes, motocicletas, ciclomotores y el vehículo privado.

Con la actual limitación de aforos en el transporte público (50%), hay 200.000 desplazamientos “que tendrán que buscar una alternativa y tendremos que intentar, o minimizar, que ese transbordo sea hacia el vehículo privado”. “La seguridad sanitaria y, para ella, el distanciamiento social son prioritarios pero no debemos dejar de lado la importancia de la sostenibilidad y la calidad de aire, que también influye directamente en la salud de los zaragozanos”.

Sobre un total estimado de 1.720.000 desplazamientos diarios, el reparto modal antes de la crisis era de 46% a pie, 27% en vehículo privado, 24% en transporte público; y 3% en bicicleta y VMP. Con el actual escenario, en ciudades europeas como Berlín los usuarios que no tienen cabida -por la limitación de aforo- en el transporte público se han redistribuido con un 50% que ha optado por caminar, 30% por bicicletas y VMP y 20% que utilizan el vehículo privado.

El impulso de la movilidad sostenible, activa y compartida, a pie o en bicicleta, será una de las prioridades en los próximos meses, sin olvidar en ningún caso las necesidades y las posibilidades para sus desplazamientos de toda la ciudadanía, desde jóvenes a mayores.

Las medidas impulsadas ya por el Ayuntamiento están basadas en la hipótesis de que, para los desplazamientos cortos (1 a 2,5 kilómetros) los ciudadanos deberían optar por caminar. Si el desplazamiento llega a los 5 kilómetros, los vehículos de movilidad personal (VMP) o la bicicleta serían una opción aconsejable. Y, en distancias mayores, hasta de 10 kilómetros, el ciclomotor, la motocicleta o la bicicleta eléctrica serían opciones aconsejables.

Y, por supuesto, seguir utilizando el transporte público, un ámbito en el que es imprescindible la recuperación de la confianza por parte de los usuarios. En este ámbito, Natalia Chueca ha recordado que se sigue realizando la desinfección diaria de todos los vehículos y que es obligatorio el uso de mascarillas. La consejera ha anunciado que se realizará una campaña de comunicación en esa línea de recuperar la confianza.

Asimismo, se está trabajando en otras medidas adicionales, como la creación de nuevos carriles bus, que mejoren aún más el servicio, o la instalación de máquinas expendedoras de elementos de protección. Chueca ha tenido también palabras para el sector del taxi, cuya colaboración ha sido muy importante en estos meses de confinamiento y de medidas excepcionales, con los acuerdos adoptados con el Ayuntamiento. Con este sector se trabajará en la implantación de nuevas iniciativas que favorezcan el uso de este medio de transporte.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies