El TSJA rechaza anular las licencias de La Torre Outlet para evitar “males mayores”

La apertura de La Torre Outlet, más conocida como Torre Village, prevé su apertura tras el verano

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha fallado en contra del recurso judicial que distintas asociaciones ecologistas, federaciones de barrios y formaciones políticas interpusieron para frenar el Plan Especial de Torre Village, ahora llamada La Torre Outlet. En el auto, el TSJA recoge que no procede acceder a esta solicitud para evitar “males mayores” y debido a que las obras para convertir la antigua torre Pikolín en un “outlet” mantienen su legalidad al ser concedidas las licencias.

Así lo ha revelado el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, quien se ha mostrado satisfecho con el fallo del Tribunal. La resolución incluye que “pondera el perjuicio económico irreversible” causado al Ayuntamiento y a la empresa promotora, Iberebro, en caso de que las licencias hubieran sido revocadas.

“Ese perjuicio sería, en última instancia, para el Ayuntamiento y para el bolsillo de todos los zaragozanos”, ha señalado Serrano. Asimismo, el fallo del TSJA ha establecido que la otorgación de licencias por parte del Consistorio para la ejecución de La Torre Outlet “no es contraria al interés público”, algo que ha destacado Serrano, ya que suscribe sus palabras respecto a este asunto.

Tras ser desestimada esta ejecución, cuyo objetivo era revocar las licencias otorgadas por el Área de Urbanismo, la pelota queda en el tejado del Tribunal Supremo. No obstante, las obras están prácticamente concluidas y su apertura estaba prevista para esta primavera, aunque la crisis del Covid-19 la ha retrasado hasta después del verano.

El Supremo tiene la última palabra

El proceso judicial por la apertura de Torre Outlet arranca en febrero del año pasado, cuando el TSJA declaró “nulo de pleno derecho” este Plan Especial aprobado por PP, PSOE y Ciudadanos. De acuerdo con el Tribunal, se rompía la regla que establece que los usos industriales fuesen mayoritarios en vez de los comerciales, que suponen el 50% del proyecto de Torre Village.

En consecuencia, Iberebro y el Ayuntamiento recurrieron esta sentencia y presentaron cada uno un recurso de casación, pero con argumentos diferentes. Mientras el Consistorio apelaba a la normativa autonómica, la promotora se enfocaba en la legislación estatal. Por tanto, el recurso del primero recaló en el TSJA y el del segundo en el Tribunal Supremo.

Al admitir el Tribunal Supremo el recurso presentado por Iberebro, la sentencia del TSJA que anulaba el Plan Especial de La Torre Outlet no llegó a ser firme y quedó sin efecto. Mientras tanto, las obras han continuado su curso, puesto que el Ayuntamiento de Zaragoza tramitó una modificación del Plan General de Ordenación Urbana para dar cobertura legal al espacio.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies