Los aragoneses podrán reunirse en grupos de hasta diez personas a partir de este lunes

Las nuevas medidas están sujetas a la distancia de seguridad, el uso de mascarilla y el lavado de manos

El Ministerio de Sanidad ha anunciado que las tres provincias de Aragón entrarán este lunes en la denominada Fase 1 y, ahora, los ciudadanos se preguntan qué tienen permitido hacer en este estado. A pesar de que todas las medidas siguen sujetas a la distancia de seguridad -como mínimo dos metros-, una de las más relevantes en el día a día de los aragoneses es el derecho a reunirse hasta un máximo de 10 personas. Unos encuentros que, además, podrán realizarse en las terrazas de los establecimientos hosteleros, que reabrirán sus persianas bajo un límite de ocupación del 50% y deberán mantener dos metros de distancia entre mesas.

Así lo dicta el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicado este sábado, que también recoge la cuarta prórroga del estado de alarma hasta el próximo 24 de mayo y establece la “desinfección estricta” de mesas y sillas entre los diferentes usos. Además, fomenta el pago con tarjeta y la posterior desinfección del datafono, a la vez que recomienda el uso de elementos desechables y prohíbe compartir cartas, palilleros o servilleteros entre clientes.

La Fase I o inicial también establece la apertura de los locales menores de 400 metros cuadrados con una limitación de aforo al 30%. Estos establecimientos están obligados a su desinfección al menos dos veces al día, al igual que la zona de los empleados y su uniforme de trabajo.

A su vez, los clientes tienen prohibido el uso de los aseos en los comercios y cada local deberá contar con equipos de protección individual (EPI) para sus empleados. Tanto trabajadores como consumidores dispondrán de geles hidroalcohólicos a la entrada de los comercios y, en las tiendas, los probadores y las prendas deberán desinfectarse tras cada uso.

Los centros comerciales y los locales de mayores dimensiones permanecerán cerrados, mientras que los museos y los lugares podrán abrir con una capacidad de aforo del 30%. En este sentido, El Pilar ya ha comenzado la desinfección de sus instalaciones y reducirá el número máximo de fieles en la basílica a 206 personas.

También reabren los mercadillos al aire libre, aunque con el 25% de los puestos habituales y bajo la prohibición del autoservicio. En el caso de los hoteles, únicamente permanecerán cerradas las zonas comunes y el Gobierno permitirá el turismo activo y de naturaleza para grupos limitados de personas.

Los espectáculos volverán con menos de 200 personas al aire libre; una cifra que se reduce a menos de 30 personas cuando los actos se produzcan en interior. En ambos casos, el público deberá permanecer sentado. Asimismo, se reactiva la producción audiovisual y el rodaje de cine y series.

En este nuevo escenario está permitido el trabajo administrativo y preparatorio de los docentes y personal auxiliar, así como la reapertura de los laboratorios universitarios. Además, las actividades restringidas hasta ahora del sector agroalimentario y pesquero podrán reanudarse.

Los seminarios y congresos presenciales podrán celebrarse, aunque con menos de 30 asistentes, y qquellos que quieran desplazarse en su vehículo privado podrán hacerlo con todos los asientos ocupados solo si los pasajeros viven juntos. En caso contrario, es obligatorio el uso de mascarilla y queda establecido un máximo de dos personas por fila.

El aforo en los velatorios también estará limitado, con hasta 15 personas como máximo si se produce al aire libre, y diez, si se trata de espacios cerrados. Asimismo, en el enterramiento o cremación solo podrán acudir un máximo de 15 personas, que incluyen familiares, allegados y oficiante.

La Fase 1 también establece una reactivación progresiva de los servicios sociales, pero con una atención prioritario a los colectivos más desfavorecidos, y recoge la atención domiciliaria y seguimiento continuo a personas mayores que no vivan en residencias.

Por último, se contempla la reapertura de los centros de alto rendimiento, lo que permite el entrenamiento medio en logas profesionales, así como de instalaciones deportivas al aire libre sin público y para deportes sin contacto. Por el contrario, queda prohibido el uso de vestuarios.

La Fase I ya se esbozaba en el Plan de Transición a la Nueva Normalidad y está enfocada, principalmente, a la reapertura de los negocios para mantener el tejido empresarial del territorio y el pequeño comercio.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies