Todo Aragón entra en la Fase 1 de la desescalada a partir del próximo lunes

Las tres provincias aragonesas han cumplido con los criterios de Sanidad
Las tres provincias aragonesas han cumplido con los criterios de Sanidad

Las tres provincias aragonesas entrarán el próximo lunes en la Fase 1 del plan de desescalada del confinamiento según la lista publicada por el Ministerio de Sanidad este viernes. Una decisión que se ha tomado teniendo en cuenta las propuestas presentadas por la propia Comunidad y en base a criterios como la situación actual de la pandemia o la capacidad de la sanidad aragonesa para responder ante un nuevo brote.

Así, la Comunidad ha recibido el visto bueno del Gobierno central para comenzar a recobrar la normalidad tras el paso de la pandemia, con medidas que permitirán, por ejemplo, el libre desplazamiento entre los municipios de cada provincia. Por el momento, los viajes entre las tres provincias aragonesas, pese a encontrarse en la misma fase, no estarán permitidos.

El nuevo escenario permitirá también de nuevo las reuniones sociales, tanto en la calle como en domicilios privados, para grupos máximos de diez personas. Los reencuentros podrán hacerse también en las terrazas de los bares, que desde el próximo lunes volverán a subir sus persianas respetando eso sí un aforo máximo del 50% de sus terrazas y con distancias mínimas de dos metros entre cada mesa.

Los comercios y establecimientos minoristas de menos de 400 metros cuadrados serán otra de las actividades que regresen, garantizando en cualquier caso unas estrictas medidas de seguridad entre sus clientes. De este modo, los locales tendrán que adaptar su aforo para no superar el 30% de capacidad, además de otras cuestiones como la creación de horarios especiales para evitar que las personas mayores coincidan con el resto de clientes.

El resto de medidas que el Ministerio de Sanidad contemplará en Aragón a partir del próximo 11 de mayo permitirán la reapertura de museos o bibliotecas bajo condiciones especiales, hoteles sin zonas comunes o actividades de turismo activo para grupos de diez personas como máximo. Además, la nueva fase dará potestad a los ayuntamientos para decidir sobre si retomar o no los mercados al aire libre, que en cualquier caso no podrán sobrepasar el 25% de la capacidad anterior a la crisis sanitaria.

Sanidad advierte de que el nuevo escenario obligará a una “tensión permanente” para evitar nuevos contagios

El director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Falo, ha celebrado la inclusión de las tres provincias dentro la Fase 1 de la desescalada, algo que “respalda” la gestión de la crisis que ha hecho la sanidad aragonesa. Para conseguirlo, Falo ha recordado el “proceso complejo” al que se ha tenido que someter la Comunidad para contar con la confianza del Ministerio, y que incluye no solo demostrar la mejora de los contagios actuales, sino también garantizar medios materiales suficientes ante nuevos brotes.

Así, Aragón ha certificado que dispone de una ratio de camas de hospitalización de 38,2 (excluidas UCI) por cada 10.000 habitantes. Estos recursos se pueden movilizar en un plazo máximo de cinco días, en los que la Comunidad también podría disponer de 2,2 camas UCI con respirador por cada 10.000 habitantes. A esto se suman los recursos de hospitalización a domicilio y de la coordinación con Atención Primaria.

Con todo, Falo ha incidido en que la entrada en la nueva fase no puede suponer “caer en la tentación” de pensar que “todo está bien y los riesgos han pasado”. En ese sentido, el director general ha sido vehemente al afirmar que el nuevo escenario va a requerir “mantener una tensión permanente”, tanto del sistema sanitario para responder a nuevos brotes como de la ciudadanía para evitar nuevos contagios.

Aragón insistirá en que la desescalada sea más rápida en el medio rural

A pesar de la entrada de Aragón en la Fase 1 de desescalada, la propuesta de la Comunidad para que las comarcas rurales sin apenas incidencia del virus pudieran entrar directamente en la fase dos ha sido descartada por el Gobierno de España. De hecho, la propuesta ni siquiera ha llegado a estar sobre la mesa al descartar el Ministerio que cualquier territorio pudiera saltar esta primera fase.

Sin embargo, el comisionado contra la Despoblación del Gobierno de Aragón, Javier Allué, ha explicado que la decisión del Ministerio no desanimará al Ejecutivo autonómico para seguir proponiendo que “la desescalada puede y debe comenzar con carácter anticipado en las zonas rurales”. “Esperemos que nos escuche y ojalá el decreto que regule las próximas medidas pueda contar con cuestiones específicas y flexibles para el medio rural”, ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email
Las tres provincias aragonesas han cumplido con los criterios de Sanidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies