El Hospital Infantil realiza por primera vez una cirugía laparoscópica neonatal

Imagen del equipo quirúrgico

El Servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital Infantil Miguel Servet de Zaragoza ha realizado por primera vez una intervención quirúrgica por atresia duodenal en una recién nacida mediante la técnica laparoscópica. La atresia duodenal es una malformación congénita relativamente infrecuente (1/8.000 RN) en la que el duodeno termina en un fondo de saco sin continuidad con el resto del intestino y requiere corrección quirúrgica en las primeras horas o días de vida.

Aunque las técnicas de cirugía mínimamente invasiva son habituales en muchos procedimientos de la cirugía abdominal pediátrica, la cirugía laparoscópica en el recién nacido plantea dificultades adicionales, desde el punto de vista quirúrgico -por el reducido tamaño del abdomen y el pequeño instrumental necesario- y también anestésico. Las ventajas de la laparoscopia, como la mínima manipulación intestinal, la visualización magnificada y una mínima cicatriz, contribuyen a una mejor y más rápida recuperación del paciente, siendo el motivo por el que el cirujano asume el desafío que representa esta intervención.

La corrección de la atresia duodenal mediante laparoscopia requiere una experiencia consolidada en otras técnicas laparoscópicas y el entrenamiento previo de este procedimiento en equipos de simulación y en cirugía experimental. Por este motivo, son pocos los centros de nuestro entorno sanitario en los que se realizan estas técnicas para resolver este problema en el recién nacido. El Servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital Infantil Miguel Servet cuenta con cirujanos con amplia experiencia en laparoscopia, además del equipamiento y material necesario, habiendo sido posible realizar con éxito la intervención. El equipo quirúrgico estuvo formado por Rafael Fernández, Mercedes Ruiz de Temiño, Paula Salcedo, Luis Miguel Guerrero, Jesús Oro, Cristina Pérez y Julia Lasheras.

La paciente fue dada de alta tres semanas después de la intervención. Tuvo una evolución favorable tras la operación realizando tomas de lactancia materna por succión y con la ganancia ponderal adecuada.

La apuesta por estas intervenciones de alta complejidad en pleno confinamiento demuestra que incluso en época de dificultades, los profesionales de Medicina y Enfermería son capaces de ofrecer la máxima calidad hacia los pacientes en la actividad asistencial.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies