Aragón solicita al Estado autorización para iniciar la “Fase 2” en algunas comarcas este lunes

La propuesta aragonesa viene a articularse en torno a la “unidad territorial de las comarcas” y no de las provincias, como plantea el Estado

España encara semanas decisivas. La entrada en vigor de la “Fase 0” de la desescalada ha aliviado las restricciones en todo el país, permitiendo los paseos o la reapertura de algunos negocios. La incertidumbre sobre un posible repunte de la pandemia por la “relajación” de las medidas ha posicionado al Gobierno central a favor de una nueva prórroga del estado de alarma, pero son ya varias las autonomías que han anunciado estar dispuestas a pasar al siguiente nivel de desconfinamiento. Entre ellas, Aragón. Este mismo miércoles, el Gobierno aragonés ha enviado su propuesta al Ministerio de Sanidad, para que este le conceda autorización para iniciar “Fase 1” a partir del próximo día 11 en la mayor parte del territorio, y para que ciertas comarcas con bajo impacto de la Covid-19 puedan incluso adentrarse en la “Fase 2”.

La DGA y el propio presidente de Aragón, Javier Lambán, han defendido en numerosas ocasiones la incorporación anticipada del medio rural a la denominada “nueva normalidad”, precisamente, por la idoneidad de sus especificaciones demográficas y territoriales. Un escenario que, además, resultaría beneficioso para el Aragón más despoblado, ya que empezaría a efectuarse su reactivación.

Según informan fuentes del Gobierno, desde el momento en que las comunidades han lanzado su propuesta -y hasta el viernes- Ministerio y autonomías celebrarán una negociación bilateral para determinar cuáles serían las zonas más proclives a activar esa Fase 2, y para concretar las consiguientes estrategias y protocolos de desescalada. El planteamiento aragonés viene a articularse en torno a la “unidad territorial de las comarcas” y no de las provincias, como, en inicio, postula el Estado.

El 76% de los municipios aragoneses ocupan el 73% del territorio, agrupando apenas al 12% de la población – la tasa es de 4,37 habitantes por kilómetro cuadrado-. Esto es, gran parte de Aragón cuenta con municipios de menos de 5.000 habitantes, que es la cota límite que propuso el presidente Lambán en su momento para iniciar la desescalada. A la espera del anuncio de un acuerdo, durante estos días, el Ministerio estudiará las fórmulas expuestas por las distintas autonomías conforme a las características de cada zona, para determinar así si están capacitadas o no para aproximarse a esa normalidad y retomar, poco a poco, su día a día.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies