Los expertos señalan que la polarización en redes sociales, como mínimo, “debe preocupar”

La nueva cita de ADEA Conecta ha estado centrada en “Redes sociales y geolocalización en tiempos del Covid-19"

“La polarización en redes sociales, como mínimo, nos debe preocupar”, así lo ha confirmado el analista de redes sociales, Eugenio Guerrero, que ha participado junto a Rafael Pérez, experto en Big Data y análisis del movimiento de la gente durante la pandemia, quien ha explicado que “la confianza de los ciudadanos en una aplicación de geolocalización dependerá mucho de en qué manos caiga la gestión de la información”.

Lo han hecho en un nuevo encuentro de ADEA Conecta, actividad que la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón ha puesto en marcha ante el actual estado de alarma para frenar el coronavirus, con el objeto de seguir ofreciendo a sus socios el espacio de foro y debate que hasta ahora siempre ha tenido lugar de forma presencial.

La cita, centrada en “Redes sociales y geolocalización en tiempos del Covid-19″, ha estado moderada por el presidente de ADEA, Salvador Arenere, quien ha mostrado su preocupación por el “parón de la actividad” y ha apelado a la necesidad de “recuperar la actividad económica y encontrar una vacuna o tratamiento para recuperar la normalidad”.

“El término bulo ha aparecido en nuestras vidas para quedarse”, ha afirmado Eugenio Guerrero quien ha asegurado que “el sesgo ideológico y el fondo sociológico, y la elevada polarización en redes sociales, de este ruido de fondo puede llegar a ser el reflejo de una fuente de un conflicto social que, como mínimo, nos debe preocupar”.

Guerrero ha explicado que “por la gravedad de la crisis sanitaria y la gestión por parte de las autoridades españolas, se ha extendido por las redes sociales una auténtica marejada de fondo extremadamente polarizada, acrecentada más si cabe por la previsible gran crisis económica que seguirá al desastre sociológico provocado por la muerte de decenas de miles de personas, el contagio extendido a cientos de miles, el contagio de decenas de miles de sanitarios y una controvertida gestión acompañada de irregularidades y fracasos, de bulos y contra bulos”.

El invitado ha compartido con los asistentes una “interesante prueba realizada en redes sociales sobre los más extendidos hashtags en Twitter tanto pro como antigubernamentales, con una inversión de la carga ideológica de una semana a otra” y se ha referido a lo complicado de descubrir un bulo, “es prácticamente imposible saber si algo es absolutamente cierto o no”.

Rafael Pérez ha explicado la monitorización que en su compañía se realizó y ha aportado interesantes datos de las salidas de la población a lo largo de los días previos y durante el confinamiento.

Así, ha compartido que “las salidas se redujeron con el confinamiento de una semana a otra, en un 9% o que “el día 2 de mayo, en el que la población pudo salir a dar paseos, el número de personas que salieron a la calle fue 16 veces superior al mismo día del año anterior”.

Acerca de la preocupación por la privacidad en las aplicaciones de geolocalización para ayudar a combatir el Covid-19, Pérez ha afirmado que “la confianza de los ciudadanos dependerá mucho de en qué manos caiga la gestión de la información, se enfrentan criterios de efectividad frente a privacidad, de sanidad frente a legalidad”.

Ambos expertos han asegurado que la tecnología Blockchain “viene para quedarse y va a ser una gran tecnología para poder seguir de cerca a los bulos, porque, con ella, todo queda grabado en piedra, ofrece trazabilidad y fiabilidad de procesos, reclamaciones, etc.”. “Esta situación podría ser un hecho transformador, acelerador de la misma”, han añadido.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies