El Gobierno presiona al PP para la prórroga: o estado de alarma o caos

Illa y Ábalos, durante su rueda de prensa | Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

El Gobierno ha incrementado la presión al Partido Popular para que respalde la necesaria autorización del Congreso a la prórroga del estado de alarma alertando de que, si no se logra, lo que viene es el “caos” en un momento crítico para afrontar la recuperación de la normalidad tras la pandemia del Covid-19.

Por un lado, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, insistió en que el estado de alarma es “imprescindible en la desescalada” porque “si no, nos puede llevar al caos”, al ser el único instrumento constitucional, dijo, para poder restringir movimientos.

Recordó que son más de 20 los países que decretaron el estado de alarma y que “esta herramienta constitucional ha funcionado” porque “hemos pasado de tener incrementos de infectados por coronavirus del 35% al 0,16% de hoy”.

Esta medida ha actuado de “forma eficaz para controlar la pandemia”, destacó, por lo que “si funciona y tiene este grado de eficacia, que hemos podido constatar, mejor no hacer experimentos que nos pueden llevar al caos”.

Así lo resumió en una comparecencia telemática desde el Palacio de la Moncloa, acompañado del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, quien enfocó en el Partido Popular la presión para prorrogar el estado de alarma.

Ábalos ensalzó que el decreto de alarma “no fue un capricho” del Gobierno, ni algo que entraba en sus planes, sino una respuesta de “extrema urgencia” anta la “situación muy grave” que vivía el país y que “requería de actuar con la máxima responsabilidad”.

En la línea de lo marcado por el presidente Sánchez en su comparecencia semanal del sábado, Ábalos defendió que el Gobierno no cuenta con otro plan para la desescalada que no pase por continuar en el estado de alarma “el tiempo que sea necesario”, apostilló Illa.

Responsabilidad del PP

Pero atendiendo a que la votación en el Congreso de la autorización para la prórroga no está clara, el también secretario de Organización del PSOE se centró en apelar a la “responsabilidad” del Partido Popular, no sólo por ser alternativa de gobierno y el principal partido de la oposición, sino porque “ya gobierna” en muchas comunidades autónomas y la fase de desescalada pasa por la gestión de los ejecutivos regionales.

“Una abstención no es apoyar, es un ‘no’”, dejó claro Ábalos ante la posibilidad de que el PP no apoye con un ‘sí’, como ha hecho hasta ahora en las tres votaciones anteriores. Para el ministro, de la conversación de una hora de Pedro Sánchez y Pablo Casado, el jefe del Ejecutivo se quedó con que los populares votarán en contra.

“Ahora que se empieza a disfrutar de estos alivios, todo este esfuerzo y expectativas quedarían por fuera, porque no tendríamos el marco jurídico para poder intervenir en el marco de esta situación”, señaló.

Sin querer “ser alarmista”, Ábalos destacó que si no prospera la prórroga del estado de alarma -que necesita autorización del Congreso- no se podrán, dijo, acometer medidas de restricción de movilidad “ni poner orden”.

“No va de farol”

Además, Ábalos retó a los que están en contra a ofrecer alguna alternativa y lamentó que nadie haya planteado opción ninguna. “No es legítimo acorralar a un Gobierno para que luego sean los ciudadanos los que terminen pagando las consecuencias de ese debilitamiento, por intereses políticos de algunas fuerzas de priorizar por encima de la salud”, ahondó el titular de Transportes.

Según Ábalos, un partido que “esté comprometido con la gobernanza” no podría abstenerse, aunque compartió su sensación de que, en efecto, no cree que “el PP vaya de farol”. Aun así, indicó que “se pueden tener todos los objetivos políticos legítimos, pero hay momentos en los que esa legitimidad desaparece totalmente”.

“Estamos cogobernando y cogestionando” en las comunidades autónomas, avisó el ministro de Transportes al PP, incrementando su presión. “¿A quién se lo tenemos que pedir (el apoyo) si no?”, se preguntó, apelando de nuevo a esa responsabilidad de un partido que está al frente de diferentes administraciones territoriales en este momento excepcional que atraviesa España.

Nada de cuestión de confianza

Preguntado por si en los planes del Gobierno o del PSOE está la posibilidad de que Sánchez se someta a una cuestión de confianza, Ábalos defendió que “este Gobierno no merece ni necesita una cuestión de confianza”. “Eso no se ha planteado ni en privado ni en ninguna reunión”, aseveró.

Además, en su papel de secretario de Organización del PSOE, sostuvo que “a nadie se le ocurre plantear una medida como esta, porque el Gobierno no está débil, otra cosa es que se le quiera debilitar”.

El ministro destacó que el Ejecutivo está “sacando adelante, hasta ahora, todas las iniciativas que plantea” en el Congreso, con apoyos de “unos y otros”, “si alguien quiere plantear una cuestión en mitad de esta crisis” retó que lo haga mientras “estamos inmersos en combatir un frente que angustia la vida de las personas”.

“Este Gobierno no merece ni necesita una moción de confianza. Sabemos a estas alturas quienes confían y quienes desconfían, pero este no es más que otro elemento para proyectar un partido y un Gobierno débil que les aseguro que no es”, remachó.

Por último, Ábalos destacó que, “pese a todo”, la “moral es alta” entre los miembros del Ejecutivo porque “estamos creyendo servir a nuestro país como mejor podemos, sabemos y nos dejan”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies