Una magistrada de Zaragoza reconoce la relación laboral de los trabajadores con Deliveroo

El juicio arrancó el pasado mes de noviembre

La magistrada del juzgado de Social número 2 de Zaragoza ha estimado la demanda interpuesta por la Tesorería General del la Seguridad Social contra Roofoods Spain S.L (Deliveroo), reconociendo así que existía una relación laboral de los llamados “riders” con la empresa.

La magistrada ha apoyado sus razonamientos en “la amplia jurisprudencia existente”, manifestando su concordancia con los criterios marcados en las sentencias anteriores, dictadas por el Juzgado de lo Social número 19 de Madrid y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en referencia a los “riders” empleados por Deliveroo.

En su resolución, pone de manifiesto que las condiciones propias de la laboralidad consisten en la existencia de una prestación personal y voluntaria de servicios, su carácter retribuido, la ajenidad y la dependencia del empresario. En este sentido, argumenta que se da la exigencia de la retribución ya que los repartidores “han sido pagados por la prestación de sus servicios e incluso la empresa gestionaba sus propinas determinando la forma en la que se podían abonar e incluyéndolas en las facturas elaboradas por la propia empresa”. Todo ello, a juicio de la magistrada, es un “claro signo” de laboralidad.

En cuanto a la ajenidad, la juzgadora ha razonado que, a pesar de que los repartidores eran propietarios de sus vehículos y de los móviles a través de los cuales conocían los repartos, los medios y activos de mayor importancia para el desarrollo de la actividad no eran esos, sino la aplicación “Deliveroo”, que era controlada y proporcionada por la empresa.

En este sentido, la magistrada ha concluido que “la aportación fundamental de los riders al negocio de la empresa demandada era su trabajo personal, su actividad realizando múltiples desplazamientos para llevar a los clientes de Deliveroo unos pedidos en cuya realización, negociación, determinación del precio y abono del servicio del reparto en ningún momento intervienen”.

Por último, en cuanto al concepto de dependencia, ha argumentado que los repartidores prestaban sus servicios de una forma “completamente organizada y regida” por la empresa, ya que esta no se limitaba a contratar un servicio de transporte y entrega de comida sino que establecía “con toda precisión” la forma en la que se debía prestar el servicio, homogeneizándolo para todos los repartidores.

Contra esta sentencia, según ha informado el TSJA, cabe recurso de suplicación ante esta institución que deberá anunciarse en el plazo de cinco días, aunque ha recordado que, en este caso, los plazos para realizar cualquier actuación procesal quedan suspendidos durante la vigencia del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma.

Deliveroo recurrirá

Tras conocer la sentencia, la compañía Deliveroo considera que no refleja la forma en la que los riders colaboran con la empresa. Por este motivo, ya han anunciado que recurrirán el fallo judicial.

Según han expuesto, Deliveroo colabora con riders autónomos, ya que “es este tipo de trabajo el que les permite tener la flexibilidad y el control que ellos quieren”. “Como autónomos, los riders pueden elegir si quieren trabajar o no, así como cuándo, cuánto y con quién hacerlo”, han explicado.

“En este sentido, llevamos tiempo reclamando una solución legislativa que permita a las empresas ofrecer más seguridad a los riders sin perder la flexibilidad que actualmente tienen. Esto es lo que los trabajadores quieren y, por tanto, es lo que debemos intentar ofrecerles”, han añadido.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies