Lambán traslada a Sánchez que no recortará en sanidad ni educación para cumplir el margen de déficit

Lambán ha propuesto también que la desescalada se estructure por zonas sanitarias en lugar de por provincias

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha trasladado a Pedro Sánchez que “no será capaz” de cumplir con el margen de déficit del que disponen las comunidades autónomas, que se sitúa en el 0,2%, ya que eso significaría reducir las partidas en ciertos ámbitos como la sanidad, la educación o los servicios sociales. Así se lo ha trasmitido el líder del Ejecutivo autonómico en la octava reunión con el presidente del Gobierno celebrada este domingo, en la que ha realizado también otras propuestas como que las fases de la desescalada se apliquen según zonas sanitarias en lugar de provincias.

“No recortaré en sanidad, educación ni servicios sociales. Hay cosas que van antes que otras y es más importante atender a los ciudadanos que cumplir con normas financieras estrictas” ha afirmado tajantemente Lambán, que ha valorado “positivamente” la creación por parte del Gobierno central del fondo no reintegrable de 16.000 millones de euros, a repartir entre las autonomías.

Sin embargo, Lambán ha puntualizado que esta inversión debe ser “solo la primera”, ya que según ha afirmado, este importe no será suficiente para paliar los efectos de la crisis, aunque no ha cuantificado la suma que consideraría necesaria ya que “no tenemos evaluado con exactitud el impacto económico de esta crisis ni la caída de la actividad económica”.

Según ha expresado Lambán, este pensamiento ha estado alineado con el de otros representantes autonómicos, mientras que Sánchez les ha comunicado que, posiblemente, 6.000 de estos millones se repartan en el primer semestre y los 10.000 restantes, en el segundo. No obstante, el presidente de Aragón ha recalcado que los criterios a seguir “son algo que sabremos mañana” en una reunión entre los consejeros de Hacienda de las comunidades y la ministra Montero.

Zonas sanitarias en lugar de provincias

Asimismo, Lambán ha considerado que el plan diseñado por el Gobierno de España para alcanzar la llamada “nueva normalidad”, estructurado por provincias, “no le convence” ya que, según ha razonado, Zaragoza tiene una población de 700.000 habitantes mientras que el resto de municipios de la comunidad suman unos 600.000. “Pensamos que puede haber otras fórmulas distintas a las de la provincia, por ejemplo la de las zonas básicas de salud, lo que permitiría plantear la vuelta a la normalidad sobre zonas con servicios comunes”, ha manifestado.

En este sentido, el presidente aragonés ha explicado que en las zonas más despobladas la incidencia del virus ha sido “ínfima”, y estarían en condiciones de retomar pronto la plena actividad. “Si la España despoblada ya debe soportar el inconveniente de su escasa población, ahora que es casi un seguro de vida para evitar la propagación del virus no debería convertirse en un inconveniente añadido sino en una oportunidad”, ha defendido.

De igual manera, ha considerado que “la inmensa mayoría” de los municipios aragoneses podrían incorporarse ya a la segunda fase del plan de desescalada, con un mayor grado de actividad. No obstante, ha hecho hincapié en que “Sánchez ha hablado de cogobernanza, que permitirá ir decidiendo de manera compartida cómo se va volviendo a la normalidad, y es en esa cogobernanza donde este gobierno planteará que vaya por zonas sanitarias”, aunque la última palabra, ha recordado, pertenece al Ministerio de Sanidad.

Flexibilidad para algunos sectores

Por otra parte, Javier Lambán ha insistido en la necesidad de “reactivar” la economía y, por tanto, flexibilizar las pautas a seguir en algunos sectores, como la construcción, la recogida de fruta o la cultura. También el turismo y la hostelería, donde Lambán ha trasladado a Sánchez la necesidad de “seguir ampliando los ERTEs y sosteniendo al sector”, volviendo poco a poco a la actividad hasta que vuelva a realizarse plenamente.

“También le he pedido a Sánchez que se aclaren más las normas para bares y restaurantes, que puedan abrir con un mayor porcentaje de terraza e intentar que los dueños tengan unas condiciones para sus negocios que los hagan rentables”, ha continuado Lambán, ya que, según ha defendido, cargar con la totalidad de los gastos fijos “los condena a una situación peor que la anterior”.

Por último, ha criticado que los créditos ICO “no están funcionando a la perfección”, puesto que los bancos “no están siendo lo suficientemente colaborativos”. “Están incurriendo en una praxis perversa, dando los créditos a clientes seguros, fijos, para financiar préstamos anteriores al Covid y no causados por él”, ha expresado, motivo por el que ha solicitado al presidente del Gobierno que “utilice” a las entidades económicas como Sodiar o Avalia para que sean las gestoras de estos créditos y así ayudar a autónomos, comerciantes y hosteleros con una visión “más comprometida y generosa”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies