Los mercados de Zaragoza extreman la desinfección de sus instalaciones

La desinfección se realiza de manera diaria

El Ayuntamiento de Zaragoza mantendrá hasta que termine la crisis del coronavirus la desinfección especial que se realiza todos los días en los tres mercados municipales. El objetivo de este tratamiento es prevenir la presencia del virus SARS-CoV-2, protegiendo así tanto a los trabajadores de las lonjas como a todas aquellas personas que se acercan cada día a realizar sus compras.

Desde el principio se ha establecido un protocolo de actuación a través de la empresa Bionext, encargada de la desinfección e integrada en el Registro oficial de empresas autorizadas para utilizar sustancias biocidas, que consiste en pulverizar todas las estancias de los mercados con amonio cuaternario disuelto con agua. Hasta ahora ya se han utilizado más de 4.000 litros de este limpiador desinfectante autorizado por el Ministerio de Sanidad.

La crisis del coronavirus ha obligado a extremar las medidas higiénicas a todos los niveles. Por ello, desde la Consejería de Economía, Innovación y Empleo, de la que dependen los mercados municipales, una vez decretado el estado de alarma se buscaron los medios necesarios para evitar y prevenir contagios en las lonjas zaragozanas. Además de repartir geles, guantes y mascarillas, el Área de Mercados quiso implementar una desinfección completa con el fin de eliminar cualquier virus.

El director técnico de la empresa Bionext, Adolfo Monreal,ha explicado que han puesto en marcha un plan de desinfección profesional certificado para las tres instalaciones comerciales municipales gestionadas por el consistorio hasta el fin de la crisis. De hecho, una vez levantado el estado de alarma, la Consejería realizará una valoración y si se considera necesario extender las actuaciones, se prolongarán en el tiempo.

El Ministerio de Sanidad recomienda que en este tipo de espacios, con gran afluencia de público, las desinfecciones se hagan de forma diaria si los aforos superan las 300 personas diarias, y si es menor de esa cifra, con carácter semanal.

El Ayuntamiento de Zaragoza decidió desde el primer momento realizar estos trabajos cada día para evitar cualquier contagio y así aportar mayor seguridad tanto a los trabajadores como a los ciudadanos.

En el Mercado Central la rutina se repite a diario a partir de las cinco de la tarde. Una vez cerrado el espacio comercial, porque la desinfección debe realizarse libre de personas y alimentos, un especialista de la empresa encargada de los trabajos comienza a rociar con amonio cuaternario mezclado con agua el sótano de la lonja, para posteriormente subir a la planta calle.

A través de un carro cargado con 35 litros y un sistema de pulverización, el operario de la empresa reparte todo el líquido desinfectante por las diferentes estancias. Se trata de un líquido de amplio espectro, registrados en el Ministerio de Sanidad y que tiene estudios específicos contra el coronavirus humano.

La misma operación se repite de la misma manera en los mercados de San Vicente de Paul y el de Valdespartera. En total, desde que comenzaron a realizarse las desinfecciones específicas, se han utilizado casi 4.000 litros de líquido.

 

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
En total, serían alrededor del 57% los que a lo largo de este periodo ya estarán trabajando pese a las restricciones de aforo
Más del 50% de establecimientos de hostelería en Zaragoza abrirán antes de la Fase 3

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies