Las pruebas extraordinarias de los alumnos se adelantarán de septiembre a junio

El consejero Felipe Faci ha adelantado que el currículo de 1º de ESO se organizará por grandes áreas de aprendizaje, no por asignaturas

El Gobierno de Aragón contempla la supresión, salvo en 2º de Bachillerato, de la prueba extraordinaria de septiembre, que se llevará a cabo a finales de junio y podrá realizarse a través de proyectos, tareas o trabajos.

Además, los alumnos de 4º de la ESO podrán lograr la titulación con tres materias no superadas, independientemente de las que sean. Los de 2º de Bachillerato también obtendrán el título, de manera extraordinaria, con dos asignaturas suspensas, si solo una de ellas es troncal. En ambos casos, la superación de las materias en ese curso supondrá la recuperación de las mismas de cursos anteriores.

Asimismo, para todas las etapas educativas entre Infantil y Bachillerato, una evaluación positiva del área en la tercera evaluación supondrá la recuperación de las evaluaciones pendientes anteriores.
Las instrucciones establecen cambios para el próximo curso con el objeto de favorecer el desarrollo de los aprendizajes del alumnado y la adquisición de las competencias clave. En este sentido, el consejero Felipe Faci ha adelantado que el currículo de 1º de ESO se organizará por grandes áreas de aprendizaje, no por asignaturas, mientras el de Primaria se llevará a cabo con carácter general por ciclos.

El texto incluye también a los alumnos de Formación Profesional, de Escuelas de Idiomas y Adultos, y de Enseñanzas Artísticas y Deportivas. Los estudiantes de FP también basarán su nota en las obtenidas los dos primeros trimestres de curso, con la posibilidad de su revisión al alza por su esfuerzo en las actividades a distancia. El módulo de proyecto podrá realizarse por medios telemáticos.

En el caso de los estudiantes de Idiomas, aprobarán curso de manera general basándose en el examen de febrero y el seguimiento de las tareas que se han propuesto a distancia, salvo para aquellos que se encuentren en un nivel de certificación, que deberán someterse a una prueba presencial en el mes de septiembre. Esto no significa que pierdan una convocatoria ya que, de no superarla, podrán repetir el curso aunque hubieran llegado al máximo concedido para cada etapa.

Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato

El curso acabará el 19 de junio en Infantil y Primaria y el día 23 en la ESO, aunque la actividad docente continuará en ambos casos hasta el día 30. En el caso de 2º de Bachillerato, el curso también finalizará el 23, pero las sesiones de evaluación final se celebrarán con la antelación suficiente para poder enviar las calificaciones antes del 4 de junio a la Sección de Acceso de la Universidad de Zaragoza. Entre el 23 de junio y el inicio de la EVAU, que en Aragón dará comienzo el día 7 de julio, la actividad docente debe ir dirigida a la preparación de la prueba.

El trabajo en la tercera evaluación debe servir para reforzar o recuperar los contenidos de la primera y de la segunda que se consideren básicos en cada área, de manera que los que no alcanzaran las competencias clave lo puedan hacer ahora y sirva de consolidación para el resto. De manera excepcional, se podrán impartir contenidos nuevos, que sólo serán tenidos en cuenta para la mejora de la evaluación, ya que se considerarán contenidos del próximo curso. En el caso de 2º de Bachillerato, se podrán incorporar nuevos contenidos solo si se consideran imprescindibles para la EvAU.

Durante lo que resta del curso, los tutores de cada grupo continuarán coordinando al resto del equipo docente con el fin de que la programación sea equilibrada entre las distintas áreas y asequible para su realización en las condiciones actuales.

Respecto a la evaluación, y para que ningún alumno o alumna se vea perjudicado por las actuales circunstancias, se basará en las evaluaciones realizadas hasta la interrupción de las actividades presenciales y se tendrá en cuenta el trabajo durante este periodo, especialmente la actitud y esfuerzo demostrados, para poder revisarse al alza, nunca con carácter negativo. Una evaluación positiva del área en la tercera evaluación supondrá la recuperación de las evaluaciones pendientes anteriores. Además, se propone la realización de un informe individual valorativo del trabajo de cada alumno, según el acuerdo alcanzado en la última sectorial, que servirá de base para el diseño del plan de refuerzo o la reorientación de las programaciones didácticas para el curso que viene.

En el caso de la ESO y 1º de Bachillerato, el alumnado con materias pendientes tiene derecho a realizar una prueba extraordinaria para superarlas. Estas evaluaciones no se realizarán en septiembre y podrán concretarse en proyectos, trabajos y tareas. Para 2º de Bachillerato, la evaluación extraordinaria sí se llevará a cabo en septiembre y podrán concretarse a través de pruebas presenciales, pero también de proyectos o trabajos.

La promoción será la norma general en todos los cursos, sin tener en cuenta limitaciones por número de áreas con calificación negativa. La repetición solo se considerará por parte de un centro para ayudar al alumno o alumna a favorecer su competencia personal y social, así como su posterior promoción académica. Quienes promocionen sin haber superado todas las materias seguirán los planes de refuerzo que establezcan los Departamentos didácticos en el curso 2020/2021. En Bachillerato, el criterio de promoción no será diferenciado por materias sino integrado, tomando como referencia el progreso del alumno y la adquisición de las competencias clave.

La titulación en la ESO se obtendrá de manera automática cuando el alumno o alumna no tenga más de tres materias de cuarto curso no superadas, independientemente de cuáles sean estas. A los efectos del cómputo del número de materias, no se considerarán las pendientes de cursos anteriores. La superación de las materias de 4º curso supone la superación de las materias de cursos anteriores que tengan la misma denominación.

La titulación de Bachillerato podrá lograrse de manera excepcional cuando el alumnado tenga dos materias no superadas, siempre que solo una de ellas sea troncal, y que se considere que ha alcanzado a lo largo de la etapa las competencias clave. Aquellos que tengan materias suspendidas en 2º de Bachillerato podrán matricularse el siguiente curso solo de ellas, sin necesidad de repetir el curso entero.

FP

Por lo que respecta a la Formación Profesional, las actividades lectivas finalizarán el día 23 de junio. Se fija el 10 de junio como último día para realizar las evaluaciones finales mientras que el 22 será la fecha final para la segunda convocatoria. Asimismo, la segunda convocatoria de evaluación final de este curso 2019/2020 no computará en el número máximo de convocatorias legalmente establecido.

También en la FP el tercer trimestre debe servir para reforzar los contenidos impartidos hasta el cese de las actividades lectivas, además de aplicar medidas excepcionales para la realización de los módulos de FCT (Formación en Centros de Trabajo) y Proyecto. Se plantea asimismo como en el caso entre Infantil y Bachillerato un plan de refuerzo de cara al curso que viene y un informe individual de cada alumno.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La ciencia se asegura el futuro de sus investigadores con “Fenanómenos”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies