La DGA celebra el Día de Aragón en un acto sobrio y dedicado a las víctimas y sanitarios

La celebración se ha realizado en el patio de San Martín

Las Cortes y el Gobierno de Aragón celebraron este 23 de abril, Día de Aragón y festividad de San Jorge, con un breve acto institucional que sirvió para homenajear a la sociedad aragonesa por su respuesta ante la pandemia, que se ha cobrado la vida de 681 aragoneses. Lo hicieron desde el Palacio de la Aljafería a las 19.30 horas, para acabar uniéndose a los aplausos de la ciudadanía a las 20.00 horas desde las ventanas y balcones.

La sobriedad del acto venía también marcada por el cambio de escenario, siendo el Patio de San Martín en vez del de Santa Isabel, el espacio elegido para dejar libre la presidencia y así lo ha explicado el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, durante su intervención.

Lambán ha recordado que en 1461, el rey aragonés Juan II estableció que, con carácter perpetuo, los aragoneses celebraran este día y en 1978, recién instituida la Diputación General de Aragón, se declaró Día de Aragón el 23 de abril “y desde entonces unos cientos de representantes de la sociedad aragonesa hemos celebrado la efeméride y hemos hecho reconocimientos solemnes” a personas o entidades que han destacado por sus obras.

Pero la excepcionalidad de la pandemia ha obligado a dar otro carácter más sobrio y estilizado al acto en cuanto al ornato protocolario y con contenidos diferentes, ha continuado Lambán. “La presidencia está vacía porque queremos que quien presida el acto sean otras las personas a las que queremos recordar su memoria y mostrar la gratitud al personal de residencias, sanitarios, servicios básicos, profesionales de la cadena alimentaria, todos los que cuidan de nosotros y nos hacen la vida más sencilla y llevadera. Todos son, realmente, los que presiden este acto”.

El gobierno, según ha añadido Lambán, pretende “redoblar esfuerzos” para tratar de atajar cuanto antes la crisis sanitaria y recomponer el tejido productivo para que cuanto antes se recobre la normalidad y por eso, ha entendido que “es razonable invocar al Estatuto de Autonomía y a cada una de las instituciones del autogobierno, así como la energía que puede evocar la figura de San Jorge”.

El presidente aragonés ha finalizado su breve discurso con versos del himno de Aragón que, a su juicio, suelen pasar desapercibidos.

Tras su intervención, el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, ha leído la declaración institucional consensuada por los ochos grupos parlamentarios aragoneses. Posteriormente, como gesto de unidad del arco parlamentario, los portavoces han firmado el documento.

El acto ha terminado con un minuto de silencio y más tarde, con un aplauso dedicado a la ejemplaridad de la ciudadanía, que en ese momento iniciaba su diaria salida a las ventanas y balcones para aplaudir.

El acto también ha contado con una importante carga simbólica a través de la música, de la mano del guitarrista José Luis Arrizola, comenzado con el tradicional himno de Aragón y finalizando con el himno de España, que ha sonado por primera vez en este acto como gesto de solidaridad y cohesión con todo el territorio español.

En la inusual ceremonia han participado una veintena de personas, incluyendo los miembros del Gobierno de Aragón, la Mesa de las Cortes, el Justicia de Aragón, Ángel Dolado, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies