Sánchez admite que pecó “de prudencia” con el “alivio” de los menores pero avisa de que la desescalada será “lenta y gradual”

Sánchez en la tribuna del Congreso | Foto: PSOE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido este miércoles que pecó de “prudencia” con la medida anunciada inicialmente para el “alivio” del confinamiento de los menores en el estado de alarma pero recordó que la desescalada será “lenta y gradual” y reclamó paciencia para lo que queda por venir porque habrá “avances y retrocesos”.

Así lo trasladó desde la tribuna del Congreso en la intervención ante el Pleno para solicitar una nueva prórroga del estado de alarma, aunque esta vez con dos modificaciones: las salidas de los menores y la habilitación del ministro de Sanidad para dictar órdenes para tomar medidas para la desescalada.

Sánchez trasladó que el suyo es un “Gobierno que escucha y por ello proponemos el alivio del confinamiento de los menores”. Así, señaló que el comité científico que asesora al Gobierno, y expertos en pediatría y en psicología infantil pidieron que se haga una excepción con los menores pero “con la máxima cautela”. Y, tras las “deliberaciones de las autoridades sanitarias y las de infancia”, “los menores podrán dar paseos controlados”.

No profundizó en detalles de esta medida, más allá de lo que ayer ya avanzó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, de que se promulgará una orden para que este domingo puedan dar “paseos” los menores de 14 años.

También recordó que, con la nueva prórroga, los menores de 14 años pueden “acompañar a un adulto responsable de su cuidado” cuando éste realice alguna actividad permitida durante el estado de alarma, como las de ir a la compra o al banco.

No obstante, el presidente remarcó que el estado de alarma continúa y que el confinamiento general “no se levantará hasta que estemos de verdad preparados para ello”, porque no se va a “correr ningún riesgo que nos traiga de vuelta hasta la dolorosa situación que hemos vivido y que tanto nos ha costado a todos revertir”.

Con este escenario, Sánchez lanzó el mensaje que “todos” deben asumir que “la desescalada será “lenta y gradual” porque debe ser “segura”. Así, señaló que hay que evitar posibilidades e incertidumbre porque enfrente hay un virus “aún desconocido” y debe evitarse “los pasos en falso”. En este sentido, avanzó que “habrá avances y retrocesos”

Prudencia y cautela

Sin embargo, subrayó que los datos permiten ya “diseñar el próximo escenario, el de la desescalada” pero siendo “extremadamente cautelosos” en las medidas de alivio ante las restricciones por la pandemia del Covid-19.

Sánchez celebró que, en esta tercera solicitud de prórroga, por primera vez lo hace con un “escenario prudentemente optimista”. “Tenemos que ser extremadamente cautelosos”, remarcó Sánchez, porque “en una situación de extrema gravedad como la que vivimos, es obvio que cualquier optimismo debe ir acompañado de la prudencia”.

El presidente afirmó que España seguirá el criterio de la OMS y de los expertos “como ha hecho hasta ahora” y apuntó que se mantiene el “horizonte” de mayo para la desescalada.

Para esa nueva fase que ansía el Gobierno que se pueda poner en marcha en mayo, Sánchez comentó que con el real decreto aprobado se habilita al ministro de Sanidad a “modificar, ampliar o restringir las medidas, lugares, establecimientos y actividades comerciales, culturales y recreativas permitidas”, aspecto en el que el presidente hizo hincapié en cada una de las opciones.

Además, a Illa se le habilita a dictar órdenes e instrucciones que determinen el alcance y “ámbito territorial” de otras actividades y desplazamientos ya permitidos.

El presidente explicó que esta es una herramienta “jurídica esencial” que servirá para ir avanzando en las distintas etapas que compondrán la transición hacia “la nueva normalidad”.

No patrimonializar pactos

Por otra parte, el presidente del Gobierno avanzó que la “culminación” de los acuerdos en los que trabaja con la oposición para el día después del control sanitario de la pandemia del Covid-19 en España deben ser algo común y nadie adueñarse de ello.

“La culminación de un acuerdo será un éxito de todos quienes arrimen el hombro y contribuyan al entendimiento. Unos pactos de reconstrucción no pueden ser patrimonializados por nadie”, trasladó Sánchez desde la tribuna del Congreso.

Después de recordar que en varias ocasiones ha manifestado que solicitaba de las fuerzas políticas “unidad y lealtad”, señaló que eso es “exactamente lo mismo que estaba dispuesto a ofrecer”.

En esta ocasión, el presidente señaló que la reconstrucción social y económica se debe extender a todos los territorios y niveles administrativos.

Por ello, se mostró favorable “a la consecución de pactos de reconstrucción en los diferentes escalones de nuestra geografía. Acuerdos de reconstrucción que incorporen ese espíritu de unidad y de trabajo en común en cada Comunidad Autónoma, en cada ayuntamiento, gobierne quien gobierne”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies