Los sindicatos plantean un Primero de Mayo virtual encabezado por un concierto de Kase.O

El concierto virtual de Kase.O arrancará a las 18.00 horas de la tarde del Primero de Mayo

A poco más de una semana del Primero de Mayo, la situación de excepcionalidad que vive Aragón debido a la crisis del Covid-19 ha obligado a adaptar su celebración a las tecnologías digitales. La imposibilidad de ejercer el derecho de reunión y manifestación ha llevado a los sindicatos a organizar un día repleto de actos a través de las redes sociales, que incluso contarán con un concierto del afamado rapero de Violadores del Verso, Kase.O, como colofón.

Junta él, otros artistas e intelectuales, por el momento desconocidos, participarán en un concierto a las 18.00 horas y que también pretende reivindicar el papel de la cultura en la sociedad. Los actos comenzarán de buena mañana, aunque no será hasta las 12.00 horas del mediodía cuando se rendirá un homenaje a todos los trabajadores que participan en los servicios esenciales.

El plato fuerte llegará a las 13.30 horas, cuando se producirá una “manifestación virtual” a través de Twitter. Aquellos que deseen sumarse al Día Internacional de los Trabajadores podrán grabarse y subir sus vídeos a la plataforma, junto a un hashtag que anunciarán próximamente en la página web de UGT y Comisiones Obreras. Para cerrar el día, las formaciones sindicales han instado a salir a los balcones a sumar el aplauso de las 20.00 horas a los trabajadores.

Así lo han anunciado este miércoles sus respectivos secretarios generales, quienes han destacado que no solo ensalzarán sus tradicionales reivindicaciones, sino otras que se han reflejado a raíz de esta situación de excepcionalidad. “La salud es la llave de la vuelta a la actividad y la producción”, ha indicado el portavoz de UGT Aragón, Daniel Alastuey.

A pesar de alabar ciertas medidas del Gobierno de España, como la flexibilización de los ERTE y la prolongación de una renta mínima, Alustey ha reivindicado que se establezcan distintos impuestos a las empresas distribuidoras de entretenimiento, como Netflix o Amazon, que ha calificado como las “grandes beneficiarias” de esta crisis.

“Lo importante es que las empresas lleguen vivas al final de la crisis y no se pierdan puestos de trabajo”, ha reconocido el portavoz de UGT, aunque ha manifestado que “debemos repensar nuestro modelo económico”. En este sentido, ha resaltado el papel de las tecnologías digitales en el teletrabajo y la producción nacional de servicios esenciales, como todo el material sanitario que, hasta ahora, procedía de terceros países.

“Tenemos una industria abajo una fuerte presión porque se centraba en el beneficio empresarial con costes bajos para poder competir con otros países”, ha desarrollado el secretario general de CCOO, Manuel Pina, para quien la falta de respiradores, mascarillas y otros EPI también responde a esos costes.

“Hemos tenido ingenieros de fábricas de coche construyendo respiradores con los mismos materiales que disponían”, ha denunciado Pina, quien, a pesar de reconocer que saldría más cara su producción en España, también ha manifestado su carácter esencial. Por tanto, esta crisis “ha hecho que nos replanteemos el valor de trabajos menospreciados”, ha apuntado Pina, como los ligados a toda la cadena alimenticia.

El secretario general de UGT también ha incidido en la problemática del medio ambiente, “que seguirá ahí cuando esto acabe”, así como en un nuevo modelo de relaciones laborales. “Este sistema debe recuperar los salarios y los derechos que perdimos tras la anterior crisis”, ha enfatizado Alustey, quien tampoco se ha olvidado de la derogación de la reforma laboral.

Ambos secretarios también han incidido en la necesidad de la reapertura de la actividad laboral, pero han reconocido que la sanidad afecta a cualquier decisión. “Algunos sectores no vuelven a la actividad porque no ven condiciones para producir alfo que no van a vender”, ha lamentado Alustey.

UGT y CCOO apuestan por una fiscalidad progresiva y fondos de la UE para cubrir los gastos sociales

La actual crisis sanitaria y económica “va a dejar una factura brutal que no deben asumir los trabajadores”, ha aseverado Alustey. En consecuencia, ha instado al consenso político para poder llegar a soluciones tangibles, como el que se produjo en la pasada mesa técnica del Plan de Reconstrucción de Aragón, en donde “se deberían cuantificar las medidas que pactemos”, ha apuntado.

“La factura sanitaria y en servicios públicos que presta Aragón la debe pagar la Administración central”, ha añadido el secretario de UGT, mientras que considera que la reactivación económica debe venir de fondos de la Unión Europea, “aprovechando su predisposición por la transición ecológica y medioambiental”, ya que el Estado “no puede abordar todo”.

Además, según Pina, “se debe abrir la posibilidad de déficit” para abordar la crisis y no fomentar la bajada de impuestos, ya que “no es posible soplar y sorber a la vez”. Por tanto, pina ha apostado por una fiscalidad progresiva e impedir la destinación de ayudas a los territorios que reduzcan la carga impositiva.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies