Aragón limitará los tres millones del Fondo de Cohesión Territorial a los ámbitos “más urgentes”

También se abonará 65,5% de los gastos de empresas de transporte interurbano, con el objetivo de mantener el empleo y la viabilidad de las

La pandemia del covid-19 lo ha tambaleado todo. Sus efectos obligan ya a las distintas administraciones a reestructurar sus actuaciones para dar prioridad a aquellos ámbitos con alto carácter de urgencia. Es lo que ha sucedido con respecto al Fondo de Cohesión Territorial del Gobierno de Aragón, según ha revelado el consejero de Vertebración, José Luis Soro, pues el departamento trabaja ya en “reajustar” la partida de ayudas por valor de tres millones de euros. La estrategia que maneja Aragón es que, en lugar de destinar la subvención a los 21 ámbitos previstos, el fondo vendrá a limitarse a los considerados “más prioritarios y urgentes”.

“Hay cuestiones que pueden esperar y otras no”, ha dicho el consejero, por lo que se está planteando orientar las ayudas a cuestiones relativas a la contratación de jóvenes, a la asistencia domiciliaria, a transportes y entornos sociales adaptados –en especial para mayores o personas con discapacidad- servicios ambulantes de comercio o a actividades culturales, entre otras. El consejero Soro ha asegurado que el fondo –que espera pueda tramitarse con premura- seguirá teniendo, quizá incluso más que nunca, el primordial objetivo de luchar contra los “desequilibrios territoriales” entre zonas urbanas y rurales, y contra “las consecuencias económicas del coronavirus”.

El consejero Soro comparecía ante el resto de grupos parlamentarios en Comisión para informar sobre las medidas adoptadas por el departamento a lo largo de las últimas semanas y para responder a la petición de los portavoces del grupo popular, Joaquín Yuste, y del de Ciudadanos, Carlos Ortas. Ambos han coincidido en destacar la importancia de que el consejero aclarara en qué punto se encontraba actualmente la convocatoria del Fondo. Sin embargo, también han puesto de relieve otras dos grandes “problemáticas” que la sociedad aragonesa está abocada a encarar próximamente: la vivienda y la movilidad.

A este respecto, el consejero ha garantizado que, en cuanto el estado transmita los fondos a las Comunidades, se pondrán en marcha los planes para la minimización del impacto del covid-19, especialmente, en los alquileres de vivienda habitual y, más concretamente, para paliar las dificultades económicas de las familias más vulnerables a la hora de hacer frente al pago de la renta. En este sentido, el consejero ha informado de que, en cualquier caso, serán medidas o ayudas de carácter transitorio, que se establecerán en función del “alquiler medio”. Una subvención que, además, “se territorializará” según las distintas realidades aragonesas –porque no es lo mismo un alquiler en zona urbana que en rural-. De esta manera, tratarán de garantizar ayudas a “todo aquel que lo necesite”. También se están poniendo en marcha, ha asegurado el consejero Soro, otros programas de ayudas en materia de vivienda “a víctimas de violencia de género o personas objeto de desahucio”.

Ayudas al sector del transporte público 

Otra de las medidas más recientes viene a referirse a la Dirección General del Transporte y sirve para afrontar la “complicada situación”, ha matizado el consejero, de las empresas prestadoras de los servicios de autobús interurbano. Soro ha explicado que este mismo martes dictó una Orden en este sentido y ha explicado que “en el sistema actual, contamos con varias fórmulas para la prestación de los servicios”. Una de ellas es la de 62 contratos programas con empresas que, debido a las restricciones de circulación de este mes, no podrán facturar los servicios.

Tras mantener reuniones de trabajo con el sector, “hemos impulsado una medida para la financiación del déficit resultante y poder abonarles el 65,5% de los gastos con el objetivo de mantener el empleo y la viabilidad de las empresas”. Soro ha señalado que se tienen en cuenta los gastos fijos referidos al mantenimiento de vehículos, personal de conducción y gastos generales. Cada línea recibirá una cantidad proporcional al servicio que presta habitualmente. Una de las condiciones para acceder a esta financiación con este porcentaje es que se mantengan los puestos de trabajo.

El transporte interurbano de viajeros por carretera se presta en Aragón también a través concesiones que reciben subvenciones para cubrir una parte del déficit. En este sentido, estamos buscando también las fórmulas para que las empresas puedan acceder a las mismas en el menor tiempo posible. Se ha ampliado el importe destinado a las subvenciones y la tramitación electrónica para agilizar los plazos. El Gobierno de Aragón destina al año un total de 4.200.000 euros a financiar el transporte de viajeros por carretera. Además, se destina un millón de euros como aportación al Consorcio de Transporte del Área de Zaragoza.

El consejero Soro se ha referido también al nuevo Mapa Concesional de Transporte de Viajeros por Carretera. En este sentido ha señalado que “esperamos que pueda continuar con su tramitación para que sea una realidad lo antes posible”. José Luis Soro ha señalado que “con el nuevo mapa se prevé una reorganización general por zonas que nos servirá también para gestionar mucho mejor cualquier situación adversa y para prestar un servicio mejor y optimizando los recursos al máximo”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies