Aumentan los casos de violencia de género atendidos en la Casa de la Mujer desde el confinamiento

Desde el 16 de marzo hasta el 20 de abril, el programa de atención integral a la violencia de género de la Casa de la Mujer ha recibido 66 nuevos casos

El número de mujeres víctimas de violencia de género atendidas por el Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza ha aumentado en la última semana al registrarse 50 casos del 13 al 17 de abril, frente a los nueve de la primera semana de confinamiento. De esta forma las mujeres atendidas desde que se decretó el estado de alarma se acercan a los casos registrados en 2019, pese al descenso de los primeros días.

Así desde el 16 de marzo hasta el 20 de abril, el programa de atención integral a la violencia de género de la Casa de la Mujer ha recibido 66 nuevos casos, frente a los 73 registrados en el mismo periodo del 2019.

Las llamadas recibidas en la Casa de la Mujer han experimentado una evolución ascendente durante este tiempo, que se ha notado especialmente en la última quincena. De las nueve llamadas recibidas en la primera semana, frente a las 35 de media que se recibía en una situación normal, se ha pasado a cincuenta registradas en la última semana de abril. En concreto, del 23 al 26 de marzo se registraron 13 llamadas; del 30 al 3 de abril, 12 y del 6 al 10 de abril, en los tres días laborables de Semana Santa, 21 llamadas.

Aunque la Casa de la Mujer sí que presta atención de forma presencial con cita previa durante el confinamiento, hasta ahora todas las atenciones se están realizando por vía telefónica, porque ninguna ha requerido atención presencial.

Este aumento se registra también en los informes de urgencia recibidos en la Casa de la Mujer remitidos por el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), al pasar de cinco en total en las dos primeras semanas, del 16 al 27 de marzo, a los diez recibidos en la última (13 al 17 de abril).

Estos son algunos de los datos aportados este martes por la concejala de Mujer, Igualdad y Juventud, María Antoñanzas, en la Comisión de Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza, donde ha desgranado las medidas adoptadas por su concejalía durante la crisis sanitaria.

Así ha recordado que la atención a mujeres víctimas de violencia se mantuvo como servicio esencial y que, ante el descenso de casos atendidos durante los primeros días de confinamiento, se reforzó el seguimiento telefónico. El equipo profesional de la Casa de la Mujer, formado por psicólogas, trabajadoras sociales y educadoras, ha realizado en este tiempo más de 550 llamadas de seguimiento. Además, se lanzó la campaña No estás sola, que también apelaba a la implicación de la ciudadanía para detectar los casos.

Asimismo se ha mantenido como servicio esencial la Casa de Acogida, donde ahora actualmente hay cinco mujeres y seis niños, y los pisos tutelados, sin “que en ningún momento haya habido demandas sin atender”, ha puntualizado.

Por otro lado, en respuesta una pregunta de Vox sobre los cursos de la Casa de la Mujer, Antoñanzas ha afirmado que la intención es mantener la formación dirigida a mejorar la empleabilidad de las mujeres, de tal forma que se reprogramarán muchos y otros, especialmente los talleres, se impartirán online.

“La historia nos dice que una pandemia magnifica las desigualdades que ya existen, por eso, la formación para la igualdad es algo a lo que vamos a prestar especial atención”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies