Los ingresos de la DGA caerán en 25 millones mensuales por la moratoria de impuestos cedidos

Pérez Anadón ha expuestos las líneas de su Departamento para afrontar la crisis económica y sanitaria. Foto: Cortes de Aragón

Las cuentas autonómicas sufrirán una merma en sus ingresos de hasta 25 millones de euros mensuales por la moratoria de algunos impuestos cedidos por el Estado. Así lo ha expuesto el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, durante su comparecencia de este lunes en las Cortes de Aragón, donde ha expuestos las líneas de su Departamento para afrontar la crisis económica y sanitaria derivada del coronavirus.

Ante esta caída, a la que se unirá la provocada por la parálisis empresarial, el objetivo del consejero es “generar la mayor liquidez posible”, que “llega hasta los 1.400 millones”. Para ello se adaptaron todas las instancias de la Administración, así como su personal y su presupuesto.

En concreto, el Gobierno se centró en dotar de agilidad y seguridad jurídica las modificaciones presupuestarias que se tengan que acordar, por medio del Decreto Ley que fue aprobado por el Parlamento aragonés. “Sabiendo con qué material humano contamos, le damos los instrumentos precisos, y adecuamos el presupuesto a la situación que se iba a generar, con un fuerte aumento del gasto y una drástica caída de los ingresos”, ha señalado Pérez Anadón, remarcando que la prioridad ha estado en la Sanidad y los Servicios Sociales.

En paralelo, el Departamento de Hacienda trabajó también una “paralización” del resto de gastos presupuestarios. “Entendemos que la decisión es gastar en donde lo debemos gastar”, ha afirmado el consejero del ramo.

Respecto al futuro, y al ser cuestionado por la oposición sobre las medidas para afrontar la crisis económica generada por el coronavirus, Pérez Anadón considera que se deben enfocar en la línea de las acciones que se concreten a nivel europeo y nacional. “Es una gran equivocación plantear qué va a hacer exclusivamente el Gobierno de Aragón. No es quitarme responsabilidades. Hay una Unión Europea que está tratando unas líneas, que tendrán que concretar desde el Gobierno de España y complementar desde aquí”, ha mantenido.

Oposición

Desde la oposición, la diputada del PP Carmen Susín ha exigido que se declaren los días del estado de alarma como “inhábiles” en el pago de impuestos, así como plantear una condonación del Impuesto de Sucesiones para las familias afectadas o un alivio del tramo autonómico del IRPF.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, José Luis Saz, ha resaltado que “no es el momento” de subir la presión fiscal para las familias ni para los pequeños empresarios. “Las familias y las pymes están sufriendo el confinamiento y pensar que a su salida se deberían subir los impuestos es una pésima estrategia. No debe subirse la presión fiscal, sobrecarga a las familias, autónomos y pymes con una mayor presión fiscal”, ha remarcado.

Mientras, el diputado de Vox David Arranz ha reclamado “un plan de emergencia económica nacional para la parálisis económica que flexibilice y baje la presión fiscal a empresas, autónomos y familias”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies