Lambán reclama a Sánchez un Plan Nacional de Rescate al Turismo similar al que se lanzó a la banca

El presidente de Aragón ha participado este domingo en el que ha sido el sexto encuentro telemático entre gobierno central y autonomías

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha participado este domingo en el que ha sido el sexto encuentro telemático mantenido entre representantes autonómicos y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para avanzar en la estrategia nacional contra el Covid-19 y en los correspondientes planes de reconstrucción y organización del país. Durante su intervención, Lambán ha asegurado que, debido a la hibernación económica, la crisis del coronavirus va a resultar especialmente “letal” para el turismo y la hostelería, dos de las principales actividades económicas nacionales. Por ello, Lambán ha propuesto a España lanzar un Plan Público Nacional de Rescate al sector, similar al que se puso en marcha para salvar a la banca en 2012, y para el que se invirtieron más de 60.000 millones de euros.

El presidente aragonés ha revelado ante los medios de comunicación haber trasladado esta petición “abiertamente” al conjunto de sus interlocutores, dado el peso del sector dentro del PIB nacional (configura más de un 15%), y del aragonés (un 8%). Porcentajes de “tales magnitudes” para la economía y el empleo, que, de no hacerse nada, ha vaticinado Lambán, “se ocasionará un desastre económico” de límites todavía “insospechados”. En ese sentido, el presidente aragonés ha mencionado asimismo la necesidad de “plantar cara” a ciertas plataformas de reservas hoteleras, para que sea el propio Ejecutivo español el encargado de renegociar las “comisiones abusivas” que tanto desfavorecen al sector, y, especialmente, a aquellos territorios que más viven de él.

Entretanto, para que todos los territorios puedan hacer frente a la crisis con mayor holgura, el Ejecutivo central se ha comprometido a facilitar a las autonomías una inyección adicional de 14.000 millones de euros. Todavía no está clara la cifra que le corresponderá del total a Aragón, pero el presidente Lambán ha asegurado que, en cualquier caso, urgirá un engrosamiento financiero para lograr “equilibrar las cuentas”. Una armonía que, para Lambán, lleva tiempo viéndose tambaleada. Especialmente, tras la decisión que adoptó en su día el anterior gobierno español de retener cerca de 30.000 millones de euros a los ayuntamientos (un total de 700 a Aragón). Una medida que ha mantenido Sánchez, aunque “inconstitucional” a su parecer, ya que no ha hecho sino desproveer de suficiencia financiera a los municipios. Por esta razón, Lambán ha solicitado al Gobierno central el reingreso de dichos ahorros a las arcas municipales, puesto que “sería una aportación fundamental” no solo para hacer frente a la crisis sanitaria y económica, sino para acatar la realidad post-Covid-19.

Plan de desescalada y otras medidas económicas

Aunque Lambán haya asegurado que todavía no debe “bajarse la guardia”, sí ha defendido que quizá sea momento de empezar a trazar una estrategia firme de cara a la recuperación y a la desescalada del impacto del virus en sociedad. Un plan en el que Aragón “ya está trabajando”, y cuyos fundamentos Lambán compartido durante la videoconferencia, esperando que España pueda incluso replicar el modelo aragonés. Según ha explicado, es un modelo que apuesta por una desescalada “no homogénea”, sino diferenciada por “núcleos concretos de población” (probablemente rurales). Para determinar dicho orden, Lambán ha sugerido que se estudien ciertos parámetros territoriales, como la demografía, la necesidad de atención sanitaria u otras características de la zona.

Y en esa estrategia de “vuelta a la normalidad”, ha dicho Lambán, también se va a tratar el concepto de “la conciliación”. Esto es, establecer protocolos de actuación para cuando los padres y madres “vuelvan al trabajo”, mientras las escuelas continúen cerradas. En ese sentido, Lambán ha aprovechado su intervención para reclamar al conjunto de sus interlocutores “unanimidad” para concretar el cierre del curso escolar.

El presidente aragonés también ha comunicado más propuestas de carácter económico. Entre ellas destaca la posibilidad de que la figura de los ERTE -por fuerza mayor- puedan estirarse en el tiempo “más allá del estado de alarma”. Es una cuestión que, asimismo, ha propuesto a los distintos promotores de empleo de la Comunidad, como una fórmula para aliviar el más que posible “quebranto” económico, derivado del frenazo de la actividad. En esa misma línea, Lambán ha propuesto otra medida de apoyo y refuerzo al sector turístico, para considerar la inclusión de los trabajadores fijos-discontinuos en los ERTE. Una medida a la que también se acogerían aquellos “que no pudiesen ser llamados a ocupar las plazas cuando se iniciara la actividad en los establecimientos”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies