Se va a ver obligado

El Gobierno se va a ver obligado, si no quiere provocar una oleada de paro y de quiebras en las pequeñas y medianas empresas, a profundizar en las escasas e insuficientes medidas hasta ahora anunciadas. No se trata tanto de aplazar el pago de impuestos, cuotas y tasas, como de reducirlas, o simplemente suprimirlas, en la medida que agravan la inactividad forzada de tantas empresas, y de autónomos de los que dependen millones de empleos.

La emergencia no es tan solo sanitaria sino también económica, y ello va a exigir el dejar a un lado el sectarismo y la demagogia. Se avecina una época de austeridad y todos los partidos están llamados a estrecharse el cinturón de sus propios intereses para afrontarla desde la búsqueda del bien común, sin discriminaciones doctrinarias.

Domingo Martínez Madrid

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies