La oposición insiste en inyectar liquidez a las empresas para garantizar el empleo en Aragón

La reunión ha tenido lugar este viernes

A pesar de la unanimidad a la hora de conformar una mesa técnica para reconstruir Aragón durante la salida de la crisis sanitaria, el presidente del Partido Popular, Luis María Beamonte, se ha mostrado especialmente crítico con la gestión autonómica hasta el momento y ha instado al Gobierno a dotar de liquidez al tejido empresarial aragonés. “Sin crecimiento económico es difícil mantener el Estado de bienestar”, ha apuntado Beamonte, quien ha aseverado que “si dejamos caer a las empresas, se van a producir elementos de prestación y, por tanto, de gasto público y cero ingresos para las administraciones”.

El líder popular ha propuesto. “apuntalar el tejido productivo”, para no destruir más empleo y sumar cotizaciones, así como “sectorizar” las reuniones venideras, ya que la realidad de cada empresa es diferente en función de sus temáticas. Unas ideas que ha suscrito el presidente de CEOE Aragón, Ricardo Mur, para quien el trabajo conjunto de todos los sectores políticos, económicos y sociales resulta esencial para “salvar a empresas y trabajadores que están soportando todos los gastos”.

De hecho, ha incidido en la importancia de la “incorporación progresiva de las empresas”, algo que, según Mur, ayudaría a que los efectos económicos sean menores. Por tanto, ha reclamado los EPI y tests necesarios para todos los trabajadores y trabajadoras, así como la unión de todos los agentes con el objetivo de elaborar medidas transversales para los sectores más afectados, como hostelería, turismo y el pequeño comercio.

No obstante, todos los representantes políticos se han mostrado satisfechos con los lazos tendidos en la reunión. “Es la hora de ser generosos para dejar de lado ideologías, partidismos e intereses electorales, y centrarnos en lo que debemos: en salir de esta crisis con medidas viables, sensatas y moderadas”, ha resumido el portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo.

El representante de la formación naranja ha sellado su compromiso con el Gobierno de Aragón en el Plan de Reconstrucción de Aragón y ha incidido en tres líneas de actuación: salvar vidas, proteger empleos y blindar a los colectivos más débiles de la sociedad. Por su parte, el diputado de Vox David Arranz ha incidido en la centralización de los datos y en la redistribución de los recursos disponibles a las necesidades más urgentes.

“No se puede gastar un euro que no sea en cuestiones imprescindibles”, ha indicado Arranz, en alusión a subvenciones y otros gastos autonómicos. “Tenemos que limar cada uno ciertos aspectos de nuestras ideologías por el bien común”, ha señalado el portavoz de Vox, quien ha pedido el esfuerzo de todos los agentes “para que esta crisis salga lo menos cara posible”.

Los sindicatos exigen la protección de los trabajadores 

Las organizaciones sindicales también han reseñado el consenso de todas las formaciones políticas y entidades sociales y de la patronal, pero han reclamado ciertas medidas de protección para los trabajadores aragoneses. Los portavoces de UGT y CCOO ha instado a dirigir los recursos hacia sectores que “con algo de ayuda pueden despegar, como el turismo rural aragonés para dar empleo”.

Mientras, el presidente de Cepyme, Aurelio López de Hita, ha enfocado sus propuestas en las pequeñas empresas y autónomos. “Hemos planteado soluciones de emergencia para evitar que dentro de dos meses las empresas cierren y, ante ello, todos los recursos autonómicos y municipales se tienen que volcar”, ha señalado López de Hita. “De lo contrario, la situación será grave”, ha sentenciado.

Por último, el presidente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (Famcp), Luis Zubieta, ha tildado de “magnífica oportunidad” esta reunión para dirigir parte de los recursos hacia estos territorios que vertebran la Comunidad de Aragón.

IU y CHA piden una salida justa de la crisis 

Los socios del Gobierno de Aragón han centrado sus peticiones en una salida justa para todos de la crisis. “Debemos poner en valor los servicios públicos y avanzar en una reforma fiscal progresiva para socializar justamente los costes de esta recuperación”, ha indicado el portavoz de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, quien a pesar de reconocer discrepancias en la distribución de la fiscalidad y los recursos, espera llegar a consenso para “una recuperación más pronta”.

En esta línea, el representante parlamentario de Chunta Aragonesista, Gregorio Briz, ha recalcado la necesidad de que “las personas más vulnerables puedan salir adelante”, lo que incluye a los trabajadores. Algo en lo que han concordado Podemos, PSOE y PAR, cuyo portavoz, Clemente Sánchez, ha enfocado su intervención en el impulso del tejido empresarial.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El Descenso Internacional del Cinca de 2020 queda suspendido definitivamente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies