Aragón formará una mesa de acción para articular la reconstrucción económica y social del territorio

Lambán afirma que será prioritaria la solución del problema de falta de material o la supervivencia de los autónomos

Reconstruir Aragón, desde todas sus vertientes. Es el principal objetivo sobre el que la Comunidad girará su estrategia en los próximos meses, para tratar de reanimar su tejido social y económico, que tan dañado va a encontrarse tras la “atroz” injerencia del Covid-19. Ante la “gravísima situación” que el territorio va a verse obligado a atravesar, el presidente autonómico, Javier Lambán, ha anunciado que todos los agentes políticos, sociales y económicos de Aragón formarán la próxima semana una mesa técnica de acción extraordinaria para trazar los protocolos de actuación en los meses venideros.

Así se ha decidido por “absoluta unanimidad” durante la reunión que han mantenido este viernes el propio presidente de Aragón, los ocho partidos con representación parlamentaria, la Federación Aragonesa de Municipios y provincias, y los representantes sindicales y de la patronal. Trabajarán en bloque y con la firme convicción de luchar “juntos” y unidos contra el virus.

Lambán ha reconocido una enorme “satisfacción” de haber encontrado en cada uno de los actores una actitud absolutamente comprometida. Ha reconocido el presidente que durante el encuentro han surgido ciertas “discrepancias” en cuanto a la formulación oficial de los distintos protocolos y movimientos que se incorporarán al plan de recuperación. Pero, aun así, Lambán ha querido destacar con especial énfasis la “conciencia compartida” sobre cuáles son las prioridades y las urgencias para con el territorio. En ese sentido, Lambán ha recordado que la única vía para el éxito es la “unidad” desde el punto de vista más holístico. Todos a una, contra la pandemia y sus efectos. Y, de hecho, así irá Aragón al gran pacto nacional que el presidente Pedro Sánchez va a impulsar en el país. En bloque y con propuestas, soluciones y reivindicaciones en la mano.

“No queremos dormirnos en los laureles, sino empezar a trabajar de inmediato”, ha expuesto tajante Lambán, haciendo referencia a la necesidad de definir y configurar con precisión las medidas que se pondrán en marcha para paliar los “devastadores” efectos de la pandemia en Aragón. De ello se encargará la mesa técnica, desde donde se detallará “el método de trabajo” y se definirán las posibles “subcomisiones necesarias para atender todas las cuestiones sociales, sanitaria y económicas”. Medidas que, primeramente, se centrarán en corregir con “urgencia” los problemas de suministro de material sanitario o de seguridad: “La actividad económica debe ir recuperando paulatinamente, pero no se le puede pedir a un trabajador sin las medidas de seguridad”, ha dicho Lambán. Por ello, ha reconocido que “el gobierno debemos asumir responsabilidad en ese sentido”.

También se ha determinado como movimiento prioritario la inyección de liquidez a colectivos “especialmente damnificados”, como los autónomos. Por ahora, Aragón ya ha habilitado una partida de 50 millones de euros en ayudas para este colectivo, al mismo tiempo en que se ha oficializado el retraso del pago de impuestos autonómicos. Además, Lambán ha dado a conocer que asimismo los presupuestos de Aragón se sostendrán en un crédito de algo más de 1.300 millones de euros.

El presidente ha reconocido que la sociedad aragonesa está asistiendo a consecuencias todavía “desconocidas y devastadoras” a todos los niveles, por lo que será necesario reestructurar actuaciones y partidas presupuestarias, para, así, direccionarlas hacia aquello verdaderamente prioritario, de cara a la desescalada de la crisis. Una desescalada que, ha matizado Lambán, “deberá venir definida por el gobierno de España”. En cualquier caso, el presidente aragonés se ha aventurado a augurar que la recuperación de la normalidad, aunque de manera muy escalonada, se empezará a reflejar más rápidamente en el entorno rural, precisamente, por su propia estructura “democrática y económica”.

Antes de concluir su discurso, Lambán ha incidido en la capacidad de la Comunidad de trabajar “transversalmente”. Bajo pactos y acuerdos. Un modus operandi y un savoir faire “proactivo”, cuya aplicación será, sin duda, más necesaria que nunca. Lambán asegura que la posición de Aragón con respecto a la situación remitirá a la ciudadanía la necesaria “confianza en su futuro”. Una ciudadanía que, hoy, ha expuesto el presidente, “puede empezar a ver un horizonte de soluciones y de esperanzas”. Por esta misma razón, “todos nos hemos comprometido de manera unánime a no defraudar las expectativas de los aragoneses”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies