Sanidad prevé que los hospitales de campaña de Zaragoza no serán utilizados

Fueron instalados en la Sala Multiusos y en Feria de Zaragoza

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, ha anunciado que los hospitales de campaña, instalados en la Feria de Muestras y en la Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza, “parece que no van a tener que ser utilizados”. Una noticia que la propia Ventura ha calificado como “excelente” y que responde a una reducción drástica en el incremento de contagios, aunque no ha aclarado si podrían ponerse a disposición de otras Comunidades cuyos centros sanitarios se viesen desbordados. Según los datos que aporta el Departamento de Sanidad, el crecimiento de contagios se ha reducido de un 20% inicial a un 2% en la actualidad.

Así lo ha revelado Ventura en la Comisión de Sanidad celebrada este lunes y que ha arrancado bajo un minuto de silencio por los fallecidos a raíz del coronavirus, con especial acento en el primer médico fallecido en Aragón, José Luis San Martín. En su intervención, la consejera de Sanidad ha admitido cometer errores, pero ha recordado la capacidad de adaptación del sistema sanitario, que ha llegado a realizar hasta 1.500 pruebas PCR diarias.

A este efecto, Ventura ha señalado que estas cifras se encuentran en línea con las que practican el resto de Comunidades Autónomas. No obstante, ha querido aclarar que las pruebas denominadas como test rápidos “no es que sean pruebas malas o desechables”, sino que necesitan que el portador haya desarrollado los síntomas del virus y sus correspondientes anticuerpos.

En caso de dar positivo ante estos test, se considera como población contagiada, mientras que si arroja un resultado negativo, se realiza una prueba PCR adicional para cerciorarse del resultado. Es decir, se trata de pruebas complementarias y hasta el momento se han realizado 493 test rápidos de los cuales 147 han sido positivos.

La consejera ha recordado que el Servicio Aragonés de Salud, a comienzos de marzo, ya dio instrucciones a sus centros para que procediesen a reducir la actividad quirúrgica programada, limitándola a los casos inaplazables, para poder disponer de camas suficientes para la atención de la pandemia, especialmente camas de UCI. De igual modo, se han suspendido todas las consultas y pruebas complementarias de Atención Primaria, salvo las indispensables e indemorables.

De este modo, la reorganización y transformación realizada en los hospitales aragoneses, tanto públicos como privados, ha permitido duplicar el número de camas de UCI con respirador. En estos momentos se dispone de 295 camas con respirador. “Por ahora, la ocupación de camas hospitalarias por casos Covid-19 no ha comprometido la capacidad de nuestros hospitales. Igualmente, el número de camas UCI ha sido suficientes para atender los casos más graves”, ha indicado Ventura.

Ventura también ha querido expresar “mi reconocimiento a todos los sanitarios que les están atendiendo en esta difícil situación, su total entrega y profesionalidad se ha convertido en un ejemplo para toda la sociedad”. También ha agradecido la disposición de las empresas aragonesas, aunque después de que la portavoz del PP, Ana Marín, se lo recordase.

Material sanitario 

En lo que se refiere al material de protección, Ventura ha destacado que se ha suministrado a todos los centros del Salud el material necesario en función de su disponibilidad y según establecen los equipos de prevención de riesgos laborales que, a su vez, aplican las directrices establecidas por el Ministerio de Sanidad.

“Las entregas de material por parte del Ministerio de Sanidad, las compras realizadas por la plataforma creada por la CREA (Aragón en marcha) y las donaciones han permitido, con tremendas dificultades, mantener el suministro a los centros sanitarios”, ha asegurado. Así, el consumo de mascarillas quirúrgicas se ha incrementado en el mes de marzo respecto al mes de enero en más de un 300%. Este mes se han distribuido a los centros del Salud un total de 1.150.000 mascarillas.

Labor en las residencias 

Las residencias de mayores se han manifestado como uno de los lugares más vulnerables al Covid-19 y “una prioridad para el Departamento de Sanidad”. De este modo, se han tomado medidas, en coordinación con el Departamento de Ciudanía y Derechos Sociales y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, que pasan por blindar el centro restringiendo visitas y prohibiendo la entrada de cualquier persona con sintomatología compatible con Covid-19; garantizar un suministro adecuado de EPI a los trabajadores y priorizar la realización de pruebas de detección ante cualquier síntoma a los profesionales; y sectorizar los centros con afectados con el fin de reducir la posibilidad de interacciones.

Asimismo, se han descongestionado los centros con altos índices de ocupación y de casos, poniendo en marcha dispositivos de tipo intermedio para acoger a residentes infectados que no precisen hospitalización: Yéqueda (46 plazas), Miralbueno (47 plazas), Alfambra (62 plazas), Casetas (128 plazas), Parque Goya (27 plazas) y Gea de Albarracín (50 plazas). En total 360 plazas. Y se han intervenido por Salud Pública cuatro residencias: Sabiñánigo, Los Olivos (Huesca), Épila y el Asilo de San José (Teruel).

La atención sanitaria a las residencias se está realizando por los profesionales del centro de salud de referencia, en coordinación con el servicio médico o de enfermería de la residencia en el caso de que lo tenga.

Tanto la Dirección General de Salud Pública como el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) están realizando una vigilancia diaria de la situación de las residencias, contactando telefónicamente.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Más de 120.000 aragoneses han recibido ya su devolución de la Renta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies