El Colegio de Médicos de Zaragoza compra 2.000 EPI para proteger al personal sanitario

Un millar han sido entregadas al Atención Primaria tanto en el ámbito urbano como rural y el resto, entre los profesionales de Atención Especializada

El Colegio de Médicos de Zaragoza ha hecho una inversión de 60.000 euros para proteger a los profesionales sanitarios, médicos y enfermeras, de la provincia de Zaragoza. Mediante una operación de compra, la institución colegial ha adquirido 2.000 equipos de protección individual (EPI) que ya están siendo distribuidos desde este lunes en los hospitales y centros de Atención Primaria de la provincia de Zaragoza.

“Ante la grave situación de falta de material para proteger a nuestros profesionales, desde la Junta del Colegio trabajamos desde el minuto cero para ver de qué formas podíamos ayudar”, ha explicado la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer. Para llevar a cabo esta iniciativa, tras varias gestiones entre varios colegios profesionales de médicos de España, “hemos conseguido ponernos en contacto con un proveedor español que trabaja en el mercado chino y en semana y media hemos logrado que el material esté en manos de nuestros profesionales”.

Para su reparto adecuado, desde el Colegio de Médicos de Zaragoza se ha hecho previamente un estudio exhaustivo de las necesidades más urgentes que existen en los hospitales y centros sanitarios, públicos y privados, de la provincia de Zaragoza. De esta forma, 1.000 EPI han sido repartidos a Atención Primaria tanto en el ámbito urbano como rural y otros 1.000 EPI han sido distribuidos entre los profesionales de Atención Especializada.

“Es prioritario que nuestros profesionales estén protegidos en todos los sentidos y nosotros como colegio vamos a estar ahí y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para ello”, ha recordado la presidenta del COMZ. “Lo venimos diciendo desde el principio y no nos vamos a cansar de repetirlo porque si los sanitarios caen, cae el sistema”, ha insistido Ferrer.

Esta iniciativa para proteger al personal sanitario ante la crisis del Covid-19 forma parte del trabajo de apoyo que viene desarrollando el COMZ desde el inicio de esta crisis sanitaria para proteger a sus colegiados/as.

Desde marzo, entre otras iniciativas, está en marcha también un servicio para habilitar alojamiento a aquellos facultativos asintomáticos que están en contacto directo con pacientes con coronavirus y que conviven en sus domicilios con personas de alto riesgo. A día de hoy, ya hay treinta profesionales alojados en estos apartamentos lo que permite que treinta familias estén más protegidas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies