Zaragoza repara una docena de tuberías para garantizar el abastecimiento de agua

Cavero ha agradecido su trabajo a las brigadas municipales (conservación y guardallaves) y a las contratas. Foto: Daniel Marcos

El Ayuntamiento de Zaragoza trabaja estos días para garantizar la normalidad en el servicio de abastecimiento de agua, tanto para consumo como para que la ciudadanía pueda cumplir con las medidas de higiene establecidas por las autoridades sanitarias. Así, desde que comenzó el estado de alarma, se ha reparado de urgencia una docena de roturas de tubería que comprometían el suministro. Prácticamente la totalidad eran de fibrocemento.

Una de las incidencias más significativas es la que se registró en la tubería de abastecimiento a San Juan de Mozarrifar y la Ciudad del Transporte, que provocó el hundimiento de la carretera. La fuga se detectó en una junta de esta tubería, construida en fibrocemento y de 250 milímetros de diámetro. La reparación se planificó en coordinación con la alcaldía de San Juan de Mozarrifar, lo que permitió avisar a toda la población con suficiente antelación del corte de agua que iba a ser necesario realizar, limitando así la afección. El servicio quedó normalizado a lo largo del mismo día, uno de abril.

También ha sido necesario realizar actuaciones de urgencia en tuberías de fibrocemento del paseo Pamplona y las calles Félix Burriel con Cesáreo Alierta, Alfonso Comín Ros, Lorenzo Pardo, Boterón y Barbastro con Cuarte, además de dos roturas en la calle D del Polígono Malpica. Asimismo, se ha reparado una tubería de PVC de 110 milímetros de diámetro en Camino La Peseta y un hidrante que estaba muy deteriorado en la calle Palencia con Fernando Gracia Gazulla. La última actuación tuvo lugar este mismo viernes en la calle Perena.

La consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha explicado que en las reparaciones ha extremado la coordinación “para que los vecinos pudieran contar con información al día y que la falta de agua durante unas horas – en los casos necesarios- no les perjudicara. Se han puesto carteles, se ha llamado puerta a puerta, se han habilitado grifos y camiones cisterna para garantizar que tuvieran agua” mientras se realizaban los trabajos.

El área de Infraestructuras ha establecido, tanto para los trabajadores municipales como para los de las contratas, diferentes protocolos de actuación para minimizar posibles contagios y preservar la prestación de estos servicios esenciales. Para ello se han formado equipos de trabajo de tamaño reducido, se han establecido turnos rotatorios y se han adoptado medidas para garantizar la estanqueidad de los grupos, evitando que entren en contacto entre ellos.

Menos caudal de agua

Por otra parte, la consejera Patricia Cavero ha explicado que desde que se decretó el estado de alarma el caudal de agua que entra en la planta potabilizadora de Zaragoza ha descendido en torno a un 6%, pasando de unos 160.500 metros cúbicos al día de media habitual a 152.000 metros cúbicos/día. Esta disminución parece achacable, ha indicado, a la reducción de la actividad económica.

No obstante, el Ayuntamiento de Zaragoza no está realizando en estos momentos lecturas de contadores que permitan conocer los consumos por sectores ya que no se considera un servicio esencial. Únicamente se atienden las urgencias que pueden estar relacionadas con estos contadores. Habitualmente las lecturas se realizan cada tres meses en domicilios, comercios y establecimientos de hostelería y cada mes en industrias.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La iniciativa solidaria “Teruel en Marcha” suma a 314 corredores y recauda 3.301 euros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies