El Real Zaragoza – Huesca se sustituye por el confinamiento

La vuelta del encuentro debería haberse disputado este fin de semana en La Romareda. Foto: Real Zaragoza

No se podrá disputar el Real Zaragoza – Huesca que iba a tener lugar este fin de semana en el estadio municipal de La Romareda. Estaba llamado a ser un encuentro trepidante, donde ambos equipos, previsiblemente, estarían luchando por las cotas más altas. Si los blanquillos se verían apuntando al ascenso directo, los azulgranas darían tregua para lograr un puesto en el playoff.

Al menos así es como se encuentra la clasificación, actualmente en “stand by”, esperando a que se dé la orden de reanudarse. A día de hoy, todavía se desconoce incluso si va a poder continuar la competición. Y en el caso de que pudiese volver, tampoco hay ningún tipo de certeza sobre el sistema de partidos o la fórmula de acceso al público.

El Real Zaragoza ya ha reiterado en numerosas ocasiones su voluntad de no saltar a los terrenos de juego hasta que las autoridades sanitarias lo permitan. El presidente de la entidad, Christian Lapetra, así lo confirmó, y aseguró que veía “difícil” la vuelta del fútbol hasta que no se garantice normalidad. Esto podría llevar varios meses de tiempo.

El director deportivo de la entidad, Lalo Arantegui, también dejó claro que había una gran incertidumbre de cara a la vuelta. Se desconoce si terminará la competición y en qué circunstancias, no se sabe cómo se planificará la plantilla de la próxima campaña, qué pasará con los contratos que finalizan el 30 de junio… Aun así, fue contundente a la hora de asegurar que se pelearía por el retorno de los maños a Primera.

Por su parte, la Sociedad Deportiva Huesca también se ha llenado de incertidumbres. De todos sus porteros profesionales, solo Álvaro tiene contrato más allá del 30 de junio, por lo que el club se ha llenado de dudas. Por su parte, Juan Carlos Real ejerció de portavoz de la plantilla, y aseguró que les gustaría jugar “cuando sea posible para todos y la seguridad esté garantizada”.

En definitiva, los clubes aragoneses se encuentran a la expectativa de lo que vaya a suceder. No se conoce absolutamente nada de lo que va a deparar el futuro, y todo es especulación. La única certeza que hay en la afición zaragocista y en la oscense es que el partido entre ambos clubes no se podrá disputar.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies