La Semana Santa aragonesa se sigue viviendo desde balcones y pantallas

Una mujer toca el tambor o caja durante la rompida de la hora en Calanda

La Semana Santa en Aragón vive sus días grandes más diferentes que nunca. Desde balcones, terrazas y ventanas se pudo sentir en varias localidades aragonesas el romper de los tambores. Multitud de cofradías han continuando con la tradición desde casa, pero que gracias a la tecnología, han conseguido mantener la tradición.

“Atípica pero impresionante”, ha descrito Fernando Galve, el presidente de la Ruta del Tambor y el Bombo, la rompida de hora que se dio anoche en siete municipios del Bajo Aragón (Teruel). Andorra, Híjar, Alcorisa, Samper de Calanda, Albalate del Arzobispo, La Puebla de Híjar y Urrea de Gaén rompieron la hora en sus balcones, lejos de sus plazas. Una rompida atípica y extraña, provocada por esta “pesadilla del coronavirus” pero que no dejó de respirar “hermandad, amistad, unión y familia”. Este Viernes Santo, a las 12.00 horas ha sido el turno de la rompida “doméstica” en Calanda.

Galve vivió la rompida de hora en Andorra como “una amalgama de sensaciones encontradas”. Afirman haberlo hecho como siempre pero, “sin plazas abarrotadas ni con multitud de visitantes. En la intimidad de nuestra casa, con la familia y con los vecinos”.

“Siempre se ha roto la hora, más gente, menos gente, más rato, menos rato. Se ha roto la hora diluviando”, ha añadido el presidente. Una tradición que no se ha visto suspensa en el Bajo Aragón desde la Guerra Civil. La Asociación de la Ruta del Tambor y el Bombo celebraría este año sus 50 años de creación, con el honor de ostentar el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco y Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Una tradición en el Bajo de Aragón arraigada en la tradición y abierta. Una apertura que sale del círculo cerrado de una cofradía, y que permite romper la hora a cualquiera con “ponerse un traje y un tambor”.

La coordinación para “romper a la vez” ha variado en cada localidad, ya que en muchos municipios se ha utilizado la megafonía para poner toques, pasos y cornetas. Una tradición que se ha visto este 2020, marcada por la tecnología, la que, por ejemplo, en Híjar se ha podido seguir streaming de Youtube. Un vídeo en directo que alternaba la emisión de dos cámaras desde el Ayuntamiento, con las imágenes en directo de los vecinos.

En el municipio de Alagón (Zaragoza), un pueblo con larga tradición de tambor y bombo, la rompida de hora se ha hecho siempre a las 00.00 horas del Jueves Santo, pero este año para respetar el descanso, se ha hecho este viernes a las 12.00 horas. Nuria Marín, presidenta de la Cofradía del Nazareno y miembro de la Coordinadora de Cofradías de Alagón, ha afirmado que en esta rompida “ha habido mucha participación” y que “ya es el segundo año que no se realiza la rompida, ya que el año pasado comenzó una lluvia torrencial justo antes de romper la hora”.

“Toda la familia somos de la cofradía, y hemos salido al balcón con un sentimiento de alegría mezclado con rabia. Te han quitado un acto que es parte de nuestras vidas”, explica Marín. La rompida de hora en Alagón no ha sido streaming como las bajoaragonesas, pero sí esperan que la tecnología vuelva a unir esta Semana Santa con un vídeo en el que se recopilarán los toques de los vecinos de Alagón.

La Semana Santa de Zaragoza descansa también hasta el año que viene. José Luis Muñoz, hermano mayor de la Cofradía de la Coronación de Espinas, he recibido la llamada de Jorge Azcón -como muchos hermanos mayores de la ciudad- mostrándose su solidaridad por la suspensión de los actos de Semana Santa.

En la Cofradía de la Coronación de Espinas, no han tocado en los balcones por “no ser práctico, al estar cada hermano repartido por toda Zaragoza”. Aún así, no han suspendido del todo sus actos, los cuales se han mantenido de forma “virtual”. Los cofrades han recreado con documentos gráficos de otros años y grabaciones caseras los tres grandes actos que realizan como cofradía, y se han lanzado a redes justo cuando debían de estar ocurriendo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies