Miguel Borra: “Se han tomado decisiones en el inicio de la crisis, cuando menos, cuestionables desde el punto de vista técnico”

El presidente Nacional deCSIF, Miguel Borra, ha sido el invitado de la sesión virtual de este viernes

El presidente Nacional de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Miguel Borra, ha asegurado que “se han tomado decisiones en el inicio de la crisis, cuando menos, cuestionables desde el punto de vista técnico” y ha achacado “la mala gestión a la politización de la Administración”.

Así lo ha hecho este viernes en un nuevo encuentro de ADEA Conecta, actividad virtual que la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón ha puesto en marcha para que los directivos puedan seguir conectados en esta situación generada por el Covid-19.

Borra ha considerado que una de las razones por las que esta enfermedad está teniendo especial incidencia en nuestro país es “el ciclo político en el que ha tocado la pandemia, llevamos unos años de una inestabilidad política tremenda, con cuatro elecciones en cuatro años, con un Gobierno que ha costado conformar”. “No se suspendió nada en ese fin de semana, ya tristemente famoso, del 7 y 8 de marzo”.

En una exposición titulada “Covid-19: causas, efectos y consecuencias de la situación en el Sistema Nacional de Salud y en las administraciones públicas.”, Borra ha afirmado que “es difícil calibrar hasta qué punto el Covid-19 va a transformar la manera, en cualquier ámbito de nuestra vida, en la que hemos venido actuando”.

El presidente del CSIF ha aportado datos, “se puede ver disminuido el PIB global entre un 15 y 20 % y en España, los datos que nos daban ayer indicaban 834.000 afiliados menos a la seguridad social, y eso que ahí no están computadas todas las personas o empresas que han hecho un ERTE”, y ha asegurado que “la envergadura de la respuesta que tenemos que ir preparando para evitar ese colapso económico y financiero va a ser tremenda”.

“El Coronavirus se ha extendido a nivel mundial, a más de 190 países, supera el millón de contagiados, más de 45.000 muertos, y en España nos acercamos a los 120.000 contagiados y a los 11.000 fallecidos”, ha añadido.

Borra ha comparado la evolución de la pandemia entre países, “el día 24 desde que comenzó la pandemia en España (la pandemia comienza en cada país el día en que se superan los 100 casos contabilizados), en nuestro país ya había 4.000 casos más de contagiados que en Italia. Ese día 24, EEUU tenía 5 veces el número de contagiados de España”.

En el día 32 (se corresponde con los principios de este mes, el 1 de abril), en España había 26.000 contagiados más que Italia” ha profundizado, puntualizando que “hay que tener en cuenta que Italia tiene 60 millones de habitantes y España tiene 47.

Desde luego el foco lo tenemos ahora en Europa y en EEUU”. Borra ha lanzado varias cuestiones a las que se ha referido durante su exposición, “¿por qué en España esta enfermedad está teniendo una especial incidencia con respecto a los países de nuestro entorno?, ¿por qué hemos llegado tan pronto a poner en riesgo la capacidad del Sistema Nacional de Salud?, ¿por qué tenemos tantos profesionales de la sanidad contagiados (muchísimos más en números absolutos y en porcentaje que ningún otro país)?, ¿cuándo y dónde empezamos a perder esta partida contra la pandemia?”.

El invitado ha asegurado que la partida se empezó a perder en 2009, “cuando la tasa de reposición (porcentaje de personal que se repone cuando hay personal que abandona el servicio activo), en el Sistema Nacional de Salud era del 30 %, es decir, de cada 10 se reponían 3, perdíamos 7”. “De 2010 a 2014, la tasa de reposición fue del 10 %, en 2015, del 50 % y del 2016 en adelante, ya fue del 100 %”, ha añadido.

“Durante ese tiempo la población ha crecido (un millón y medio de personas)”, pero también, ha detallado, “ha envejecido muchísimo, el 19 % de la población tiene más de 65 años”. Ha explicado que “en 2017, con la Unión Europea de 27 miembros se hace una comparativa europea de las camas y establece que España tiene 300 camas por cada 100.000 habitantes, Alemania tiene 800, Francia 600, Portugal 340 e Italia 300”. “Si cogemos los últimos datos, que aparecen en el Ministerio de Sanidad, en febrero de 2020, establece que tenemos 46.5 millones de habitantes y 112.000 camas”, y ha añadido que “los recortes sanitarios los han realizado gobiernos de todos los colores y ahora están pasando factura”.

El presidente del CSIF ha realizado una breve cronología de la crisis, “el 31 de diciembre de 2019, en China, el Comité de Salud y Sanidad de Wuhan reconoce que tiene un número de casos de neumonía de etiología desconocida y con síntomas iniciados el 8 de diciembre; el 7 de enero, las autoridades chinas consiguen identificar ese nuevo virus; el 30 de enero la Organización Mundial de la Salud declara el brote como una emergencia de salud pública de importancia internacional y alerta de que todos los países deben estar preparados para la contención, aislamiento y la prevención de la propagación de la infección, entre otras medidas.

En ese momento, el CSIF se dirigió a las consejerías de Sanidad para saber qué medidas iban a tomar”. “Tuvimos que esperar hasta el 28 de febrero, cuando el Ministerio de Sanidad publicó el procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus”, ha detallado.

“Hemos actuado siempre por detrás de las necesidades, hemos sido lentos en las respuestas. El 10 de marzo, desde CSIF, pedíamos en rueda de prensa, el cierre de fronteras con China e Italia, así como la cuarentena en casas para los niños de Madrid y exigíamos y denunciábamos la falta de formación y de conocimiento de los protocolos para todos los empleados públicos, no solo los trabajadores del Sistema Nacional de Salud, sino también las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, los profesionales de Instituciones Penitenciarias, Correos… El 12 de marzo empezamos a pedir el confinamiento de la población”.

Y se ha referido al retraso en la llegada del material de protección necesario, “hoy 3 de abril es cuando llevamos un par de días en los que están llegando cargamentos de material a los aeropuertos”. Borra ha explicado que el 14 de marzo, cuando se decretó el Estado de Alarma, “habían pasado 43 días desde que la OMS decretó el brote como emergencia internacional y 74 días desde que China reconoció que tenía un brote”.

Miguel Borra ha puesto en valor el “extraordinario trabajo de cientos de miles de empleados públicos y de trabajadores, de nuestra sanidad, de los servicios sociales, de las emergencias, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Correos, Justicia, los trabajadores de los supermercados, los transportistas, seguridad privada, y tantos otros”.

“Tenemos los mejores profesionales, pero las autoridades deben respaldar su actuación y facilitar su trabajo con las mayores garantías, cosa que, desde luego, hasta ahora no ha ocurrido”, ha recalcado.

Borra ha lamentado que “tenemos más de 16.000 de profesionales de Sanidad contagiados, eso es más de un 15 % del total de contagios en España. Multiplicamos las de cualquier otro país”. Y ha criticado la falta de medidas de protección con las que cuentan los profesionales “no se ha dotado de suficientes equipos de protección individual, guantes, gafas, batas, mascarillas, no se ha declarado como personal de riesgo a los trabajadores que están en servicios esenciales, como celadores, administrativos, policía…”.

“El Gobierno español no hizo caso a los llamamientos de la OMS y de la Unión Europea para hacer acopio de material sanitario en los primeros momentos de expansión del Coronavirus, se jactó de tener suficientes suministros y no actuó hasta más tarde de pasado un mes”. “Están empezando a faltar medicamentos, como opiáceos”, ha asegurado, “el Ministerio podía y debía haber salido a comprar antes”.

Ha lamentado que “el material se compró tras el 14 de marzo y ahora nos encontramos con más de 16.000 profesionales infectados y una crisis de abastecimiento de material de protección y gran parte llegará seguramente a finales de junio”.

Borra ha finalizado asegurando que habrá que “redimensionar los servicios públicos, ofrecer servicios públicos de calidad. Se ha hecho mucho daño al sistema de salud y un daño psicológico a los profesionales, hemos tensionado el sistema hasta límites insospechados”.

El presidente de ADEA, Salvador Arenere, ha resaltado la gestión de la sociedad civil, los trabajadores y las empresas y ha considerado “muy importante, que las decisiones de este tipo se tomen teniendo más en cuenta a los profesionales del sector sanitario y de la investigación”.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Hacienda devuelve casi 35 millones a 65.000 aragoneses en dos semanas de Renta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies