El Gobierno extiende la moratoria en hipoteca a autónomos y a familias con impagos en sus alquileres

Pedro Sánchez, durante la reunión del Consejo de Ministros celebrada en La Moncloa | Foto: Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa

El Gobierno ampliará la moratoria en el pago de las cuotas hipotecarias a autónomos “cuando su facturación haya caído significativamente” por efecto de la crisis provocada por el Covid-19 y a aquellos dueños de viviendas que sufran impagos en sus rentas por parte de sus inquilinos.

Así lo avanzaron el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, tras el consejo de Ministros donde se ha aprobado un nuevo Real Decreto-Ley que amplía la moratoria hipotecaria aprobada el pasado día 17.

Calviño detalló que se trata de un nuevo pack con más de 50 medidas inspiradas y defendidas por hasta once ministerios que, como las anteriores, buscan atener la “situaciones excepcionales” provocadas por la pandemia tejiendo una “red de seguridad” para proteger a los ciudadanos, sobre todo los más vulnerables, al tiempo que se ayuda a empresas, empleados y autónomos a mitigar el impacto en sus negocios e ingresos para superar el bache lo mejor posible.

Junto a las moratorias en hipotecas, desveló que se permitirá sacar dinero de los planes de pensiones a personas vulnerables y se aprueban subsidios extraordinarios para empleadas de hogar y para temporales que terminen su contrato, así como moratorias de seis meses sin intereses para autónomos y empresas en el pago de cotizaciones sociales a la Seguridad Social.

El Consejo de Ministros también ha dado luz verde a un conjunto de medidas para apoyar a los inquilinos que se han visto afectados por el coronavirus, que incluyen suspensiones de los desahucios sin que exista una alternativa habitacional y microcréditos por hasta diez años a coste cero y del ICO o, incluso, ayudas para aquellos que no puedan encarar la renta.

Si después de la crisis permanece la situación de vulnerabilidad el Estado soportará los cargos. Movilizará a tal efecto unos 700 millones de euros o de hasta 900 euros al mes, siempre que el dueño del piso sea un propietario pequeño o particular. En caso de los grandes propietarios la nueva norma exige que contribuyan a superar la crisis a sus inquilinos vulnerables con quitas del 50% o prórrogas para abonar la renta de hasta tres años.

Entre las medidas aprobadas figura también la prohibición de cortes de suministros eléctricos y del agua mientras esté en vigor el estado de alarma, la ampliación del bono social para personas vulnerables, o una moratoria en el pago de los créditos al consumo durante tres meses ampliables.

“Este Gobierno escucha, valora las distintas situaciones y entiende y está tratando de dar la respuesta más eficaz posible en un plazo absolutamente de urgencia para que nos permita encarar la fase de transición”, manifestó Calviño, quien subrayó entre las medidas aprobadas que se prorrogarán todas las iniciativas excepcionales aprobadas hasta hoy hasta transcurrido un mes después de levantarse el estado de alarma.

La vicepresidenta defendió que lo primero y prioritario es atajar la crisis sanitaria para evitar un colapso del sistema de salud, justificando las restricciones aprobada sobre las actividades no esenciales para evitar los contagios.

Calviño señaló al respecto que no se implantarán medidas más restrictivas porque ya se han limitado las actividades y es preciso que continúen los servicios esenciales como los sanitarios, que precisan a su vez de otras industrias para prestar su servicio adecuadamente.

La ministra económica explicó que la última restricción decretada el pasado domingo no es tanto a las actividades sino a la movilidad de las personas para evitar el riesgo de contagio, estando permitiendo el teletrabajo y defendió la oportunidad de que se mantenga un mínimo de actividad para ayudar a la recuperación posterior.

Según detalló, la situación económica guarda cierto paralelismo con la crisis sanitaria, en la medida que pretende atajar impidiendo la propagación y eso es lo que se busca con la prórroga del estado de alarma: “responder a la necesidad sanitaria, pero también de adelantar el fin de la situación excepcional desde el punto de vista económico, evitando entrar en una situación estacionaria que haga más larga la situación de ralentí, de hibernación, de nuestra economía y de nuestra sociedad”.

“La duración de las medidas de restricción de actividad económica es clave para la recuperación, pero no tiene un impacto lineal. En otras palabras: cuanto menos dure la situación excepcional, antes podremos poner en marcha también paulatinamente nuestra economía y recuperar la normalidad en ese ámbito”, señaló.

Gran parte del pack aprobado irá a ayudar a familias, empresas, autónomos y empleados a mitigar el impacto de la crisis, pero sobre todo para contener también la propagación a fin de que cuando se supere la situación del Covid-19, “más rápido sea recuperar el ritmo de crecimiento de la economía”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies