El Ayuntamiento de Zaragoza inicia la compra de un millar de test para el personal municipal

Azcón ha mantenido un encuentro telemático con los medios de comunicación

El Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado los procedimientos para adquirir un mínimo de un millar de test de detección del coronavirus para su personal municipal. El objetivo es optimizar la organización de los recursos humanos del Consistorio y permitir que los trabajadores en cuarentena puedan regresar a su puesto de trabajo.

De hecho, el alcalde Jorge Azcón ha puesto como ejemplo a una decena de policías locales que se encuentran confinados en sus domicilios porque mantuvieron contacto con dos agentes que sí han dado positivo por Covid-19. “Nos gustaría que se pudieran hacer el test para saber si tienen que seguir con la cuarentena porque son positivos o pueden reincorporarse al servicio”, ha explicado.

Además, también hay otro personal de Alcaldía que han tenido un pico de fiebre y están trabajando desde casa. Una situación que también viven dos consejeros del equipo de gobierno, como el responsable de Urbanismo, Víctor Serrano, y la encargada de Deporte, Cristina García. Ambos están a la espera de poder realizarse un test.

Unos test que no podrán ponerse al servicio de la ciudadanía, ya que este servicio es competencia del Gobierno de Aragón, aunque Azcón ya ha trasladado su disponibilidad para ponerse a colaborar en este sentido. “Si nos dicen que hagamos test, haremos test. Ya pusimos a disposición de la Delegación de Gobierno los laboratorios municipales y no lo han considerado necesario, por lo que no estamos en esta labor. Nos han pedido el Auditorio y hemos puesto el Auditorio y las brigadas municipales. Si lo piden lo haremos encantados”, ha expuesto el alcalde.

Líneas de liquidez con entidades financieras

Por otro lado, el alcalde también ha entrado a valorar la situación de las arcas económicas en mitad de esta crisis sanitaria. Por el momento, ya se ha aplazado el cobro de 40 millones de euros del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que es la tasa más importante de la ciudad, y el plan del Gobierno municipal también incluye un retraso en el cobro del Impuesto de Circulación.

Ante estas circunstancias, desde el Ayuntamiento ya se han iniciado conversaciones con entidades financieras para la firma de nuevas líneas de liquidez. “Son préstamos a corto plazo, prestamos de tesorería, que en una situación normal se contratan el 1 de enero y se devuelven el 31 de diciembre”, ha detallado Azcón.

Una situación que va a provocar unas necesarias modificaciones presupuestarias, puesto que “los gastos se van a multiplicar y los ingresos se van a dividir”, ha lamentado el alcalde, descartando de momento que se trabaje en aumentar la deuda municipal.

Plenos y comisiones a distancia

Del mismo modo, Azcón también ha anunciado su intención de iniciar la reforma del reglamento orgánico del Consistorio para que “la democracia del Ayuntamiento no pare”. La idea es tratar con los grupos la posibilidad de realizar comisiones y plenos de forma telemática.

“Improvisación” de Sánchez

Finalmente, el alcalde ha criticado la “evidente improvisación” de Pedro Sánchez con la elaboración de los últimos decretos. “No lo digo yo, lo dicen los sindicatos y la patronal. Ayer había muchas empresas que no sabía lo que tenían que hacer, si podían abrir”, ha mantenido, insistiendo en “remar” para que la crisis sanitaria pase cuanto antes, sin ligar “lealtad” con “quedarse callado”.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Un hombre de 54 años fallece al volcar con su vehículo en Castelserás

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies