Clemente sueña con la vuelta a La Romareda

Clemente entrena ahora desde su casa como el resto de la plantilla zaragocista

Todos los futbolistas del primer equipo del Real Zaragoza continúan sometiéndose a entrevistas en los canales oficiales del club, y este jueves le ha tocado a Enrique Clemente. Según ha asegurado, el día que vuelva al estadio municipal zaragozano “va a ser como el debut”. Para él, ver La Romareda llena, con todo el zaragocismo que acude a animar, va a servir para “celebrar la vuelta y que todo vuelve a la normalidad”. “Seguro que con el apoyo de todos conseguimos el objetivo”, ha afirmado.

Para el zaragocismo, Clemente solo tiene palabras de agradecimiento. Una vez más han demostrado que apoyan en cualquier circunstancia, incluso cuando no hay competición. El canterano ha calificado de “increíble” la cantidad de mensajes recibidos, y solo quiere devolver ese cariño. Considera fundamental respetar las normas y ser solidario, y asegura que servirá para volver a La Romareda “todos juntos”.

El equipo llegaba en un momento muy bueno, y en una inercia ganadora. “Cada partido teníamos opciones de ganar”, ha recordado antes de tratar de sacar “el lado positivo”. Es cierto que los jugadores tocados van a poder recuperarse “al máximo”, y el resto volverán “con las pilas cargadas”. Queda una recta final “muy bonita”, y quieren estar “al 100%” tanto a nivel físico como mental. Por ello, cuidan los entrenamientos que platean desde el club, y siguen trabajando para mantener la línea.

Por fortuna, el joven zaragocista lleva bien lo de no salir de casa. Las facilidades que ponen los preparadores físicos ayudan a su buen estado, realiza una sesión por la mañana y otra por la tarde. Clemente trata de reinventarse “con las herramientas de casa”, sacando “el máximo provecho de todo”. Llevar una rutina, ponerse al día de la universidad y aprovechar el tiempo es lo más importante para él.

Momento para la reflexión

“La vida tiene un ritmo muy alto. No paramos. Vamos de un lado para otro, y esto sirve para valorar los momentos”, comenzaba el central. Como continuaba, nadie sabe cuál va a ser el último momento en que va a hacer algo o va a ver a alguien. Por eso, llama a “pensar que cada segundo que pasa en la vida cuenta y hay que aprovecharlo al máximo”. De un día para otro se prohibió a la población salir de sus casas y la vida como se conocía había desaparecido.

Ahora, Clemente aprovecha estos ratos para disfrutar de su familia y pasar tiempo con ellos. A pesar de la incertidumbre, mantiene esa ilusión por volver a la vida normal, y con ella, a La Romareda. El zaragocismo permanece unido para salir adelante y continuar con el sueño del ascenso.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El Juzgado de Zaragoza obliga a entregar equipos de protección a los sanitarios en menos de 24 horas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies