La RFEF apuesta por terminar las competiciones y descarta jugar partidos cada 48 horas

Rubiales ha afirmado ser consciente de que jugar partidos más allá del 30 de junio provocaría pérdidas económicas a los clubes

El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, se ha ratificado este miércoles en su intención de que las competiciones finalicen “con las mismas normas con las que empezaron”. Sin embargo, reconoce que la institución se ha planteado todos los escenarios posibles y, dado que algunos supondrían pérdidas económicas para los clubes, ha apostado por un plan de financiación para que los equipos no tengan que llevar a cabo expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

“A nivel deportivo, todas las competiciones están suspendidas. No queremos pensar en ningún tipo de fechas”, ha asegurado Rubiales, que ha manifestado que “vamos a luchar, primero por la salud: se jugará cuando se pueda con la máxima seguridad. Cuando reanudemos las competiciones, tienen que terminar”. “Para la siguiente ya veremos de qué tiempo disponemos”, ha expresado el máximo responsable de la RFEF, aunque ha dado prácticamente por descartado que se vayan a jugar partidos cada 48 horas.

En este sentido, Rubiales se ha mostrado tajante: “a los clubes y aficiones les decimos que, lo que consigan o no, que sea porque se lo han ganado en el terreno de juego. Todos los clubes merecen nuestro respeto”. “Por ejemplo, en Segunda B no van a subir los líderes porque hay terceros y cuartos clasificados que también han subido en temporadas anteriores. La competición debe terminar con las mismas normas con las que empezó”, ha subrayado.

“Ya están todos los escenarios expuestos, fuimos prudentes y poco optimistas en cuanto a empezar pronto. Hacerlo en mayo lo vemos prácticamente imposible”, ha aseverado el presidente, explicando que “ojalá me equivoque, pero tenemos que trabajar en otros escenarios, que es recuperar partidos más allá del 30 de junio”. Rubiales ha dicho ser consciente de que esto provocaría pérdidas económicas a los clubes, que sin embargo “se pueden mitigar” con un plan de financiación. “Hablamos con LaLiga para que se lo pueda proponer a los equipos profesionales”, ha expresado.

De esta manera, ha manifestado, se podría “evitar una angustia tremenda” y recurrir a medidas “mucho más agresivas con los salarios de los jugadores y trabajadores”, es decir, un ERTE. Sin embargo, Rubiales ha advertido de que “un ERTE en Segunda B o Tercera tiene unas connotaciones y en Primera y Segunda tiene otras porque los salarios son mucho más elevados”. En este sentido, el máximo mandatario de la RFEF ha defendido que “vamos a buscar un crédito sindicado y vamos a poner como aval los propios derechos de los clubes”.

Respecto a los que tienen deuda, ha desvelado que “vamos a intentar que pueda hacer frente a los salarios ahora y que paguen la deuda en los próximos años, que ya lo tendrán presupuestado y previsto”. Dentro de las medidas de este plan de financiación, Rubiales ha propuesto que tanto los clubes modestos de fútbol como los de fútbol sala no paguen las correspondientes licencias para competir en un plazo de dos años.

Asimismo, el presidente de la RFEF ha puesto a disposición de las autoridades el hotel que utiliza normalmente la Selección Española, así como los fisioterapeutas y psicólogos en caso de que se necesite más personal sanitario. “Ahora mismo estamos en una crisis, cuando salgamos ya habrá tiempo para sentarnos y buscar fórmulas. La salud debe estar por encima de todo”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La UZ obtiene imágenes microscópicas del primer coronavirus aislado en Aragón

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies